NAvojoa

Feligreses se alejan cada vez más de la iglesia en Navojoa; ni las redes ayudan

El numero de creyentes ha disminuido con el paso del confinamiento, ya que cada vez son menos devotos los que siguen la religión católica; ni las misas a través de redes sociales han funcionado
jueves, 25 de febrero de 2021 · 22:13

Navojoa, Sonora.- La nueva normalidad a raíz de la pandemia por Covid-19, ha modificado la perspectiva de la religión en los feligreses, pues del 2010 al 2020, el catolicismo ha caído de 82.7 por ciento a 77.7 por ciento, según datos del Inegi, la cual, de ser la religión predominante a nivel nacional, ahora se ha visto con un porcentaje menor de devotos.

El llamado a quedarse en casa en el municipio ha complicado el proceso religioso, al quedar una gran cantidad de iglesias cerradas y mantener su tradicional misa a través de las redes sociales, sin embargo, cada vez se capta una menor atención de los miles de creyentes.

  • Menos creyentes

José Alfredo Palencia, sacerdote del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, reconoció que los creyentes han disminuido en los últimos meses, acudiendo cada vez menos y alejándose más, en tiempos en los que debe haber unión, sobre todo con el inicio de la etapa cuaresmal.

Reveló que la llegada de la pandemia les cayó por sorpresa, pues nadie esperaba una situación como la que se está viviendo, cortando las misas dominicales a las que gran parte de la sociedad estaba impuesta, y alejando a los creyentes, obligándolos a seguir con la modalidad a distancia.

Ha sido notoria la disminución de religiosos, ni siquiera las misas a través de las redes sociales han funcionado, pues muchas de las personas que solían acudir a las misas presenciales, no las observan, y se han distanciado aún más”, mencionó.

El párroco señaló que actualmente se autorizó una apertura de los templos con un límite de visitas, sin embargo, los creyentes siguen sin acudir, pues apenas el Miércoles de Ceniza se corroboró la falta de interés por la fe católica, al permanecer muchas butacas vacías, algunos por temor a un contagio y otros olvidándose de la religión.

Detalló que además de ello, el tema económico ha sido uno de los principales problemas que atraviesan las iglesias católicas, al dejar de recibir apoyos, pero algunos voluntarios han hecho aportaciones que han ayudado a seguir con las actividades de los templos y gastos que implica.

Comentarios