Ciudad Obregón

“Mi voto por la vida de mi hija”: Madres Rastreadoras lanzan impactante mensaje a candidatos políticos

El colectivo Rastreadoras de Ciudad Obregón difundió la polémica frase "cambio mi voto por la vida de mi hija" en redes sociales, invitando a los futuros candidatos a un cargo de elección popular a atender la situación de inseguridad en Cajeme
jueves, 25 de febrero de 2021 · 18:39

Ciudad Obregón, Sonora.- Por medio de sus redes sociales, el colectivo Rastreadoras de Ciudad Obregón difundió el mensaje "cambio mi voto por la vida de mi hija (o)", el cual tiene como objetivo llamar a las autoridades y a futuros candidatos a un cargo de elección popular para que atiendan el problema de inseguridad que se vive en Cajeme.

La frase no tardó en hacerse viral al grado que usuarios manifestaron su apoyo al colectivo. Nora Lira Muñoz, líder del colectivo expresó que: “desafortunadamente Cajeme se encuentra en el abandono". Y es que cada día las cifras de desaparecidos y asesinatos en la región incrementan. 

Lee también: Con 50 terribles ejecuciones, Mariscal afirma que la violencia ha disminuido en Cajeme

Cada vez hay más desapariciones e inseguridad y esta es una forma de expresarnos, de llamar a las autoridades y a quienes pretenden buscar un cargo de elección popular. Ya estamos en tiempos electorales y los candidatos tienden a prometer y prometer cosas, pero cuando llegan no cumplen”, dijo.

Hace un au00f1o 5 meses estoy desaparecida y este du00eda no podru00eda pasar sin que se escribiera un msj en mi FACEBOOK no soy...

Posted by Fernanda Lira on Monday, March 9, 2020

Agregó que es urgente que se combata el tema de la inseguridad en el municipio e invitó a los ciudadanos a no quedarse callados y unirse a la causa. "Somos muchos los familiares que tenemos personas desaparecidas. Las autoridades deben saber que seguimos en la lucha y que esperamos encontrar a cuantos sea posible con vida", finalizó. Tan solo en los dos primeros meses del presente año, el colectivo ha encontrado 13 cuerpos en fosas clandestinas.

 

Comentarios