Ciudad Obregón

"Somos una familia de dos mujeres y dos bebés": Teresa lucha contra los prejuicios y el conservadurismo de Cajeme

La historia de Teresa Cervantes es la de una mujer que considera que la familia es un pilar “fundamental”, pese al qué dirán ella está orgullosa de su pareja Valeria y de sus dos 'cuatas'. TRIBUNA la entrevistó este 10 de mayo para dar a conocer su historia de lucha y orgullo
lunes, 10 de mayo de 2021 · 12:01

Ciudad Obregón, Sonora.- Para Teresa Cervantes el "¿qué dirán?" no importa tanto como el amor que siente por su familia. Ella es una madre que aunque le costo serlo, esta muy feliz y orgullosa. Madre de dos ‘cuatas’, de 1 año 6 meses, y casada desde hace tres años con su pareja del mismo sexo, compartió para TRIBUNA como es el ser madre homosexual en una ciudad “muy conservadora”, como es Cajeme.

“Si bien tenemos mi pareja Valeria, y yo solo tres años de casadas, como pareja llevamos más de 10 años, y como toda pareja ‘normal’, después de juntar un patrimonio decidimos que era tiempo para dar el siguiente paso y pues ahora estamos viviendo la maternidad”. Teresa comentó que pese a la creencia de que las parejas del mismo sexo, solo pueden experimentar la maternidad adoptando, en su caso se dio mediante inseminación, contando con el apoyo familiar, tanto en lo económico como en lo emocional, y tras dos intentos fallidos, en la tercera oportunidad logró quedar embarazada. 

“Un hijo es responsabilidad, es preocupación, es un chingo de alegría y sí es el compromiso más cabrón de toda tu vida, y te lo digo yo que estoy acostumbrada a deudas, paso la mayor parte de mi tiempo en mi negocio, pero, aunque salgas toda cansada del trabajo el solo hecho de llegar a casa es como ser otra tú, no se merecen que me reciban cansada o enojada”. 

Sobre la falta de una imagen paterna, Teresa explicó que en su familia ella tiene tres hermanos varones, y por la misma cercanía que mantienen, cuando ocupen este tipo de imagen paterna, cualquiera de ellos cumpliría en brindársela. mujeres y dos bebés, y está llena de amor, por ellas nos partimos el lomo, Valeria y yo, para que no les falte nada, y creo que eso es lo que necesitan los niños, amor”, finalizó. "Esta es una familia de dos mujeres y dos bebés, y está llena de amor, por ellas nos partimos el lomo, Valeria y yo, para que no les falte nada, y creo que eso es lo que necesitan los niños, amor”, finalizó.

 

Comentarios