Sonora

La tala ilegal de árboles aumenta en la región del Mayo

Una práctica inmoderada y sin freno que está dañando el medio ambiente en los municipios del sur de Sonora

por Esdrey Lara

Actualmente muchos indígenas luchan por cuidar los pitayales de Bacabachi, en Navojoa y en Huatabampo, al igual que en Etchojoa que hacen un gran esfuerzo para evitar la tala ilegal desmedida de árboles  ya que la actividad se da en las márgenes del Río Mayo(Internet)

Actualmente muchos indígenas luchan por cuidar los pitayales de Bacabachi, en Navojoa y en Huatabampo, al igual que en Etchojoa que hacen un gran esfuerzo para evitar la tala ilegal desmedida de árboles ya que la actividad se da en las márgenes del Río Mayo | Internet

Navojoa, Sonora.- La tala ilegal puede parecer una historia sencilla: Un hombre malo, sin el permiso de las autoridades o de las comunidades locales, tala árboles para obtener grandes ganancias, causando de este modo un gran daño a las personas y al ambiente  perjudicando fauna y excitando a una sequía extrema. 

Muchas personas, entre éstas indígenas, agricultores tradicionales, autoridades políticas y otros contribuyentes a la tala ilegal de los árboles, pero a menudo estos grupos tienen acceso a parcelas pequeñas y, en algunos casos, controlan las tierras colectivas y utilizan herramientas artesanales para la extracción y el procesamiento de la madera, por ejemplo, hachas, serruchos o motosierras. 

Spiro Pavlovich, quien es ambientalista, asegura que la tala de árboles ilegales está más ‘viva’ que nunca en la región  pues muchas personas e industrias llevan a cabo la práctica, en su mayoría la tala de mangle negro y sahuaro o que es un delito federal ya que éste ayuda a la producción de especies marinas.

Dijo que a pesar que ya habido personas encarceladas, la actividad sigue vigente, siendo causantes principalmente de la sequía por la que se encuentra pasando el sur de Sonora

Lamento que las autoridades no hagan nada al respecto pues están acabando con la flora y fauna natural que existe en el sur de Sonora, pues asegura que solo una vez la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente de México (Profepa) ha encarcelado a una persona por cometer el delito, “pero solo ha sido esa ocasión”, expresó, “ahorita la tala de mezquite, álamo, pitalla, sahuaro se da en la mayoría de las comunidades del sur de Estado cuáles no tienen ningún permiso para talarlos ni tampoco llevan a cabo ningún tipo de reforestación pero no se hace nada al respecto”.

“Álamos, zona natural protegida” 

El municipio de Álamos fue dictaminado en el año 2000 como zona de protección por lo que existe un inventario de flora y fauna.

El alcalde Axel Omar Salas Hernández afirmó que  se mantienen los monitoreos y prevención de cuidado y conservación de la flora  por parte de  la Comisión Nacional  de Áreas Protegidas,  y dijo que en la región existen especies  originarias  como el mezquite, el palo santo, palo chino, colorado, sahuaro el árbol que produce el frijol ‘saltarín’  y el chiltepín criollo que son especies que se da naturalmente en la sierra de Álamos. 

Explicó que en algunas comunidades se autorizan   permisos de control de explotación de recursos maderables con fines distinto como  madera, carpintería y artesanías donde tienen un control de que tanta especies pueden talar ya que algunas están prohibidas. Dijo que la tala ilegal en la comunidades se ha realizado, por lo que el Ayuntamiento ha pedido  a Profepa este tipo de casos.

Este delito es una realidad, lamentablemente, pero se trabaja para poder combatirlo y disminuirlo a fin que ya no siga dañando el medio ambiente en el sur de Sonora”. 

La impunidad no es combatida 

Al menos el 70 por cierto de la madera que se consume en México tiene origen ilegal y se beneficia de un contexto amplia impunidad, señalo Leticia Merino Pérez, especialista de investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) quien denunció que los decomisos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) alcanzan apenas 30 mil metros cúbicos de madera, frente a los 14 millones de metros cúbicos que se extraen ilegalmente, lo que es preocupante para el cuidado de la flora del país. 

Temas
  • Tala ilegal
  • Profepa
  • Región del Mayo
  • sahuaro

Comentarios