Viral

Sacerdote se vuelve viral al contar cuentos infantiles en vivo de Facebook

Un sacerdote se ha convertido en viral después desde que el inicio de la pandemia por Covid-19 haya empleado su cuenta de Facebook para transmitir en vivo cortos cuentos infantiles con una moraleja espiritual

por Alejandra HolguÍn

/x
Sacerdote se vuelve viral al contar cuentos infantiles en vivo de Facebook

Sacerdote se vuelve viral al contar cuentos infantiles en vivo de Facebook

Buenos Aires, Argentina.- La historia del sacerdote jesuita, Luis Rafael Velasco, que desde el inicio de la pandemia por Covid-19, ha empleado su cuenta de Facebook para transmitir en vivo cortos cuentos infantiles con una moraleja espiritual, ha transcendido y se ha convertido en viral.

Velasco se ha considerado como alguien "pésimo con la tecnología", pero aún así desde que se dictó que se tenía que guardar aislamiento social total por el coronavirus y fueran canceladas reuniones, comenzó a compartir videos y realizar en vivos en los que relata cuentos cortos sobre la vida diaria, concluyéndolo con una reflexión espiritual. 

Con estas breves historias el sacerdote se ha convertido en alguien 'famoso' y ya a alcanzado a obtener más de 5 mil amigos en la red social, por lo que abrió su propia página llamada, Nos Rezamos, en dónde personas de todo el mundo le comentan y dan 'likes' a  estas publicaciones h en vivos que no duran más de 4 minutos.

Tengo la costumbre de terminar mis homilías con un cuento, a modo de reflexión, desde hace 25 años cuando me ordené de cura. Me gusta mucho leerlos y contarlos, por lo cual en misa terminaba cada homilía de acuerdo al evangelio que tocaba con algún cuento. Cuando se suspendieron las misas presenciales cuando empezó la cuarentena, se me ocurrió que por los tiempos difíciles sería importante acompañar a las personas", dijo respecto a como se le ocurrió la idea.

Finalmente señaló que el tenía una cuenta de Facebook y no la usaba, pero ante este momento tan difícil se animó a actualizarse y emplear la red social.

Ni siquiera tenía acceso a Facebook, es decir contaba con una cuenta pero no la usaba. Allí fue como se me ocurrió hacer el proceso inverso: contar un cuento cada día y de ahí sacar alguna enseñanza que tuviera que ver con la pandemia. A partir de ahí empecé a tratar de acompañar a la gente con una historia breve, que sean de 2, 3 minutos y nació este pequeño espacio de reflexión", dijo el sacerdote.

Temas

Comentarios