Viral

Para no desperdiciar: Novia muere el día de su boda y la hermana mayor es quien la reemplaza

La bodas son eventos de suma importancia, que además requieren de una fuerte inversión, sin embargo, la novia murió justo ese día y fue su hermana quien tomó su lugar
domingo, 30 de mayo de 2021 · 20:24

Nueva Delhi, India.- Los matrimonios arreglados en India suelen ser muy comunes aunque a la fecha siguen siendo algo juzgados por la sociedad, no obstante, la práctica ha estado arraigada en la cultura desde tiempos ancestrales. 

Es por ello que, el pasado 27 de mayo se realizó la boda entre una pareja cuyas familias habían acordado que los hijos de ambas contraerían matrimonio, por lo cual el evento parecía tener que llevarse a cabo de acuerdo al plan. 

No obstante, durante la celebración conocida como Samaspur, la cual consiste en que los novios se digan siete promesas de amor, la novia se desmayó, hecho que requirió de intervención médica inmediata para socorrerla, pero no fue suficiente, ya que había muerto víctima de un paro cardiaco

Al tratarse de un evento previamente acordado, las familias involucradas se reunieron para abordar la forma en que se remediaría la repentina muerte, pues en la mayoría de los casos, los matrimonios acordados involucran una fuerte cantidad de dinero. 

Es por esta razón que los padres de la fallecida novia, decidieron que sería la hermana mayor quien tomaría su lugar, por lo cual terminó por contraer nupcias con el que sería su cuñado

A pesar de la tragedia, se destacó que la ceremonia nupcial sí continuó con base a los planes, mientras que la novia, que ya no contaba con signos vitales, fue llevada a una habitación donde aguardaría a recibir la ceremonia adecuada, es decir, hasta que la boda llegara a su fin. 

Una hija yacía muerta en un cuarto y la boda de otra hija estaba siendo solemnizada en otra habitación. Nunca habíamos sentido emociones tan dispares. El dolor por su muerte y la felicidad por la boda aún no han sido asimilados del todo", destacó el tío de la occisa. 

Fuente: Heraldo de México 

 

Comentarios