Cultura

Khenany, 36 años de hacer música

El mayor logro del grupo ha sido conquistar a su público con su folklor
Khenany, 36 años de hacer música

Khenany, 36 años de hacer música

Ciudad Obregón, Sonora.- El espacio del Centro Cultural La Salamanquesa fue el escenario perfecto para vibrar con la música del grupo Khenany, quien celebró sus 36 años de hacer música y vida juntos.

La esencia del Folklor latino americano y mucho cariño es lo que representa a la agrupación, convirtiéndose por su calidad y solidez artística en una institución.

Khenany se complementa con cariño del público, y con un afecto que parece casi natural, así los aplausos sacudieron el lugar y fue el corazón de Khenany, Conchita García, quien comprobó la magia en su voz femenina que titirita de cosas lindas quien agradeció el momento.

Armonizar vida, trabajo, sueños, familia y música en todos los contextos ha sido el secreto del grupo, nos cuenta la que siempre ilumina el espacio donde se para, Conchita Khenany, no hay remedio, es nuestra y de todos los que la conocemos, porque es una de sus facultades asaltar el corazón de quien la conoce; así inició el concierto que evocó en la cabeza de los presentes.

Esa noche fueron los Khenany los culpables de hacer la velada una revolución de recuerdos y añoranzas, por los besos malos, por el azoro de descubrir cuan devastador puede ser un buen olvido.

La agrupación está formada por Gustavo Enrique Hernández Alcaraz, quien es segunda voz y toca la kena y percusiones; Armando Domitsu, director musical; en el Bajo, Enrique Apodaca, Rafael Covarrubias en Cuerdas y voces; Agustín Flores ‘El Caldito’ Percusiones, vientos y voces; Daniel García, vientos y percusiones; Quetzal Espinoza, Percepciones y voces; y Conchita García, directora general.

El mayor logro de Khenany ha sido, aprender hacer lo que nos toca, aseveran que los años de luchar por la música les han enseñado mucho, en más de media vida juntos, pero lo principal, como filosofía de vida, actuar siempre con la buena voluntad, -que si no voy a enriquecer o bendecir algo, mejor permanecer callados comentó Conchita Khenany.

Comentarios