Mundo

Tras años de enfrentamiento político, Reino Unido corta los lazos con la Unión Europea

Tras años de caos y enfrentamiento político, el Reino Unido salió oficialmente de la UE poniendo en práctica lo que los británicos decidieron

por Diana Molina

/x

Reino Unido corta los lazos con la Unión Europea

Reino Unido.- El Reino Unido cortó definitivamente este jueves, una hora antes de la medianoche, sus lazos con la Unión Europea poniendo fin a 48 años de agitada relación, para convertirse en un país libre que emprende un futuro en solitario repleto de desafíos.

Cuando el sol salga mañana en 2021 (...) el Reino Unido será libre de hacer las cosas de manera diferente, y si es necesario mejor, que nuestros amigos de la UE (...) libre para hacer acuerdos comerciales en todo el mundo y libre para impulsar nuestra ambición", afirmó el primer ministro Boris Johnson en un mensaje de fin de año más centrado en el coronavirus que en el Brexit.  

Antes de la medianoche, en gran parte de la Europa continental, el país abandonó definitivamente la unión aduanera de la UE. Con esta histórica salida, que pasó en Downing Street con su familia, el carismático y controvertido Johnson se apunta una importante victoria personal tras haber tomado las riendas de este caótico proceso en julio de 2019.

Su ejecutivo incluso evitó un sobresalto de última hora, logrando el jueves un acuerdo con el gobierno español para mantener abierta la frontera con Gibraltar: el pequeño enclave británico en el extremo sur de la península Ibérica se integrará en la zona Schengen de libre circulación de personas.

Tras años de caos y enfrentamiento político, el Reino Unido salió oficialmente de la UE el pasado 31 de enero, poniendo en práctica lo que los británicos decidieron por 52% de votos en el referéndum de junio de 2016.

Pero, durante once meses el país estuvo en un "período de transición" durante el cual permaneció en la unión aduanera y el mercado único mientras discutía su futura relación con los 27. La negociación, que en varias ocasiones pareció destinada al fracaso, acabó dando frutos el 24 de diciembre: Londres y Bruselas cerraron el tratado de libre comercio más completo y exhaustivo posible en un plazo récord de diez meses.

Con él, la UE ofrece un acceso inédito sin aranceles ni cuotas a su inmenso mercado de 450 millones de consumidores a cambio del compromiso británico de respetar normas que evolucionarán con el tiempo en materia de medioambiente, derechos laborales y fiscales, para evitar toda competencia desleal.

 

Temas

Comentarios