Coronavirus implacable: China aísla otra ciudad y prohíben funerales

Tras el aumento de muertos e infectados por el mortal coronavirus, autoridades de China han aislado una nueva ciudad, han prohibido los funerales y también han detenido todas las labores cinematográficas cerrando estudios

por

/x

China aumenta medidas de seguridad ante incrementó en muertos e infectados

Pekín, China.- Ante el implacable y mortal coronavirus, autoridades de China han aumentado las medidas de seguridad para tratar de frenar la propagación del virus, por lo que han decidido prohibir los funerales de los fallecidos por la enfermedad, aislan otra ciudad y detienen todas las labores cinematográficas cerrando sus estudios.

Últimos reportes conforman el fallecimiento de 305 ciudadanos chinos, de los cuales uno murió en un hospital en Filipinas, siendo el primero fuera de China, y 14 mil 380 infectados hasta el momento. 

Las autoridades decidieron cerrar carreteras y restringir el movimiento en la ciudad de Wenzhou, como medida desesperada para tratar de mantener bajo control la propagación del virus, señalando que solo un miembro de cada familia podrá salir cada dos días para comprar provisiones, al igual que solamente deberán salir de sus casas para conseguir medicamentos o por urgencias médicas o extremas como un incendio. 

De igual manera cambiaron las normas de funerales y se han prohibido los tradicionales de cuerpo presente, ya que el Gobierno aprobó y ordena que los muertos por coronavirus sean incinerados, lo cual sucederá en ciertos puntos autorizados por ellos.

Tradicionalmente se le entregaba el cuerpo a la familia quienes lo velaban, ahora al morir el enfermo se desinfectará muy bien y se pondrá una bolsa de plástico negra la cual será sellada, una vez sellada se tiene prohibido abrirla, se transportará al centro de cremación autorizado y más cercano y ahí sus restos serán incinerados. 

Pero sin duda la decisión más difícil y extrema que debieron tomar fue el paralizar al cine, ya que este año era uno de los más importantes al ser el Año Nuevo Chino, cerrando el cine más grande del mundo, el Hengdian World Studios, que tiene su propio parque de diversiones, también cerrado para evitar la propagación del virus. 

Se detuvieron la producción de películas, series y novelas, perdiendo millones de Renminbi, moneda de China, y también perdiendo ingresos de productoras internacionales.

Comentarios