Mundo

Tras beber y consumir gas, vacacionista de 31 años se lanza del tercer piso; se rompió la cabeza

Un vacacionista de 31 años se encuentra muy grave en el hospital después de haberse lanzando del tercer piso y romperse la cabeza, dañarse órganos y tener varias fracturas
jueves, 10 de junio de 2021 · 12:46

Marbella, España.- Un británico que lucha por su vida después de caer desde un apartamento en un tercer piso en España había estado bebiendo gas hilarante y alcohol, reveló la Policía este jueves.

Da clic aquí y descubre más información de Tribuna Sonora en nuestra página de Google News

El hombre, de 31 años, se rompió la cabeza cuando se cayó desde el tercer piso de un apartamento de vacaciones en San Pedro de Alcántara, cerca del popular centro turístico de Marbella.

El incidente ocurrió alrededor de las 19:00 horas, momento en el que fue trasladado a recibir atención médica, por lo que se encuentra en el hospital en estado grave, señalaron los doctores que lo atendieron.

Los investigadores confirmaron que tenía un alto contenido de óxido nitroso, también conocido como gas hilarante o crack hippy, y alcohol en el momento del incidente. "El británico de 31 años que salió de un apartamento de vacaciones en San Pedro había estado de fiesta con amigos y consumía óxido nitroso y alcohol antes de tirarse por el balcón".

“Los efectos del óxido nitroso en el sistema nervioso de las personas, incluidas las alucinaciones y el delirio relacionados con su consumo, podrían haber causado este incidente”.

La policía concluyó que no fue empujado y no está tratando el incidente como un crimen. El sujeto fue trasladado de urgencia al hospital con una lesión grave en la cabeza y daños en los órganos internos, así como múltiples fracturas.

Los informes locales dijeron que había intentado saltar a la piscina debajo del tercer balcón durante una fiesta con amigos, una práctica conocida como "balcones". El periódico Malagueño Sur dijo que perdió el agua y, en cambio, golpeó una sombrilla junto a la piscina antes de estrellarse contra el suelo.

Fuente: The Sun 

Comentarios