Mundo

Mujer condenada por matar a su novio pide a juez la pena de muerte

Deborah Hubbard-Sarvis, una mujer condenada a prisión por asesinar a su novio, pidió al juez que le aplicaran la inyección letal si no se vuelve a realizar su juicio o no la cambian de prisión

por Redacción Tribuna

Deborah Hubbard-Sarvis cumple una sentencia de por vida en la cárcel y ahora pide la inyección letal de no volverse a realizar su juicio(Internet)

Deborah Hubbard-Sarvis cumple una sentencia de por vida en la cárcel y ahora pide la inyección letal de no volverse a realizar su juicio | Internet

Carolina del Sur, EU.- En medio del cumplimiento de una sentencia de por vida por asesinar a su novio, una mujer llamada Deborah Hubbard-Sarvis pidió a un juez que se realice de nueva cuenta su juicio, que la cambien de prisión o, de no cumplírsele esas demandas, solicita tener la pena de muerte.  

De acuerdo con lo que se informa, en 1992 Deborah mató a balazos a quien era su novio, Oscar Nobles Jr., y dejó el cadáver de este en el patio de su vivienda. Según defendió entonces el abogado de la condenada, esa había sido la única forma en que Hubbard-Sarvis podía huir de los abusos de los que era víctima.

Los reportes indican que el homicidio ocurrió dos años después de que el esposo de la mujer, John Clifton, muriera en circunstancias extrañas que dieron paso a que se sospechara de ella, sin embargo, entonces no hubo testigos que ofrecieran declaraciones y el arma empleada por la mujer no había sido hallada.  

Según ha trascendido, luego de que Deborah cometiera el atroz delito contra quien fuera su novio (1992) se cenó una hamburguesa, un frío comportamiento por el que el fiscal la llamó “la mujer más malvada” que había conocido.

En medio del cumplimiento de su sentencia, Deborah ha pedido al juez a través de una carta de su puño y letra que se realice una vez más su juicio, que la transfieran a otra cárcel, que le cambien la sentencia o que le apliquen la inyección letal.

Lo que lleva a Deborah a pedir la pena de muerte es que siente correr peligro tras las rejas, esto por la incompetencia del abogado que la defiende.

De acuerdo con diversos portales, tanto el esposo de la mujer como el novio fueron asesinados con un arma calibre .22, encontrados en el patio de su casa y cubiertos con una sábana.

Mientras que por el caso de John Clifton Deborah solo fue juzgada, por el de Oscar Nobles fue condenada tras la evidencia.

Esta nota incluye información de: Telemundo y The Charlotte Observer

Temas
  • Caso
  • Inyección letal
  • Deborah Hubbard-Sarvis
  • Asesina
  • Pena de muerte

Comentarios