El pueblo se impuso y echó abajo el ‘Plan sin plan’ del alcalde Mariscal en el caso de una calle

Rumbos

por

/x

Y EL PUEBLO SE IMPUSO, DIRÍA el presidente AMLO. Regidores y ciudadanos de Cajeme echaron abajo el ‘Plan’ municipal de convertir la Quintana Roo en calle de un solo sentido. De paso, se les ocurrió —a propósito de ‘ocurrencias’— instaurar la mancha roja, como hace años lo hicieron en Hermosillo y anunciaron una ciclovía.

Digo, por si algo faltaba en este Gobierno municipal el que parece navegar sin timón y sin timonel aunque el que hace las veces de capitán anda extraviado con sus sueños de grandeza.

Ya ve usted: se le ‘ocurrió’ —más ocurrencias— que sería un gran gobernador si el pueblo le da su voto.

SERGIO PABLO MARISCAL pensó —de veras lo creyó— que sería miel sobre hojuelas llevar a puerto feliz este ‘plan’: hacer de un solo sentido la Quintana Roo, prohibir que se estacionen vehículos en ambas aceras y hacer una ciclovía.

El dichoso ‘plan’ no contempló realizar una consulta con los que viven en esa zona. Y no solo con los que tienen un negocio y se verían afectados si se les niega el estacionamiento en la acera. También se afectaría a miles de familias de bajos recursos que tienen un auto modesto en el que se desplazan para sus actividades de todos los días.

Muchos tienen décadas viviendo donde mismo. ¿Qué harían si se les prohíbe estacionarse en la acera porque carecen de estacionamiento?

Mariscal y su gente debieron tomar en cuenta los antecedentes de estas familias. Ellos, en su mayoría, viven en esa zona desde que el estacionamiento no era un requisito para construir una casa. Ahora sabemos —y comprendemos— que la ciudadanía se desarrolló habitacionalmente sin ton ni son.

No se tomaron providencias. Se construían dos o tres cuartitos con ventana y puerta con vista a la banqueta y, llegado el momento de conseguir un carrito, simplemente lo estacionaban en la acera.

Esa ha sido la idiosincrasia de los obregonenses. Un día llega a la alcaldía un académico que de administración pública y de política no entiende maldita la cosa.

En un año y casi cuatro meses de gestión, la infraestructura se le hizo pedazos. Las calles pavimentadas con asfalto, se plagaron de baches. Miles de automovilistas han sufrido serios daños en sus automóviles. Esto les ha afectado su economía personal y familiar. Amén de los accidentes que esta situación ha provocado.

¿Pero qué pasó con el ‘plan’?

Según lo que yo pude entender de la alegata que se originó en cabildo, una señora de nombre REBECA GODOY —muy brava por cierto— le puso las peras a peso a uno de los funcionarios del ayuntamiento.

Nada de plan, le dijo. Primero lo primero.

Y lo primero y más urgente, es tapar los baches. Solucionar el terrible problema de las calles llenas de hoyos. Después será la luz, si así lo quieren los funcionarios. Y la mancha roja. Y la ciclovía.

Pero primero los baches.

Lo digo con absoluta convicción: nunca antes conocí a un alcalde tan incompetente y desordenado como el señor Mariscal. Personalmente, me he sentido agraviado por esa actitud suya.

Y no precisamente por mi persona, sino porque su desidia y falta de sensibilidad y responsabilidad, llevó a muchas personas a sufrir pequeños quebrantos económicos, pero que para ellos son enormes.

Este modesto columnista tuvo que adquirir ayer los amortiguadores de mi pequeño versa. Le di largas al cambio de amortiguadores esperando que pasara la cuesta de enero. Pero la urgencia no me lo permitió. Ayer lo hice y esto me produjo un sentimiento de coraje contra la primera autoridad de Cajeme.

Si tan solo me hubiese topado con él en algún recorrido por la ruta de los baches, me hubiera servido de consuelo saber que el presidente municipal estaba muy preocupado por no poder solucionar el problema y se acercaba a los ciudadanos para solidarizarse con ellos.

Pero nunca lo he visto a él solo, sin lambiscones a su lado, mezclarse con la gente del pueblo.

Él busca otras cosas. Busca el glamour. Sentirse adorado por personas que le dicen lo que él quiere escuchar. No piensa en la gente. En aquellos a los que debe gratitud por haberle conferido el voto mayoritario que lo convirtió de golpe y porrazo en presidente municipal de la segunda ciudad más importante de Sonora.

Lo digo sinceramente: esperaba mucho más de Sergio Pablo. No cuestiono sus errores. Todos cometemos errores. Los inteligentes y hasta los muy inteligentes. Cuestiono su falta de congruencia, de sensatez y su ignorancia para entender la importancia de la oportunidad que la vida le brindó para que demostrara de lo que podría ser capaz.

Sergio Pablo Mariscal muy pronto cumplirá año y medio al frente de la comuna. Los siguientes seis meses se le escurrirán entre los dedos. Luego, casi sin sentirlo, ya será enero de 2021. Y entonces Mariscal se habrá dado cuenta que el tiempo prácticamente se le acabó.

Porque el tercer año es político y toda la atención, tanto desde el Gobierno Estatal y Federal como de los ciudadanos, se concentra en los que buscan entrar al relevo.

Para el actual alcalde, ya no habrá oportunidad de componer lo que su descuido dejó que se descompusiera.

Así las cosa en Cajeme.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡OH, LA LÁ! AYER, MIENTRAS disfrutaba de los 60 segundos que JORGE MORALES nos regala de buen periodismo a través de las redes sociales, algo mencionó el magnífico periodista que me llevó a recordar algo que el pasado fin de semana me platicó un entrañable amigo mío, sobre el siguiente destino periodístico de VÍCTOR MENDOZA e HILARIO OLEA, que durante muchos años compartieron la conducción del noticiario nocturno de Megacanal…

Su convenio con Megacanal terminó y ellos al parecer se irán a Telemax, donde apuesto trochado a que les va a ir muy requetebién…

Que así sea…

¡EUREKA! PUES LA SANGRE SIEMPRE no llegó al río en el PRI de Etchojoa. Como usted recordará parecía que habría una pequeña tormenta a la hora que IMER CAMPOS levantara la mano para protestar como el nuevo dirigente del PRI municipal pero finalmente --¡oh, sorpresa!--, no hubo ni un solo brote de inconformidad…

Hubo una excelente asistencia, los que no querían a Imer lo aceptaron aunque de dientes para fuera y tan tan…

Imer Campos ya es el líder priísta en ese municipio y ha prometido para el 2021 “carro completo priísta”, un compromiso que honestamente me parece muy desmesurado…

Pero, bueno, en política esto y más se promete al calor de la contienda y ya veremos de qué cuero salen más correas…

En todo caso, el tiempo lo dirá…

No iba a decirlo pero, lo diré de una vez: el único prietito en el arroz en el equipo de Campos, es lo ineficiente de su ‘aparato’ de comunicación: enviaron material fotográfico sin anotaciones de nombres y los puestos de cada quien…

¿Errores de novatos?... Pudiera ser… Pudiera ser…

Y CONTINUANDO CON TEMAS del priísmo cajemense, está sonando cada vez más fuerte el nombre de RAMÓN VILLEGAS LEYVA, para entrar al relevo de ANDRÉS RICO PÉREZ al frente del Comité Directivo Municipal…

Al principio, se pensó que el escogido o designado será ABRAHAM MONTIJO CERVANTES, cuyo nombre se mencionó en varios medios y de hecho era bien visto por los principales liderazgos tricolores de Cajeme, pero, bueno, me parece que al final en los altos niveles del sector educativo en Sonora, llegaron a la conclusión que Abraham es más útil y necesario donde está que en cualquier puesto partidista…

Ya vendrán mejores tiempos y oportunidades estimado Abraham…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios