Opinión

PRI, PAN y PRD irán en alianza en Sonora y por lo pronto el tricolor y su consejo sesionan, el sábado

Rumbos

por

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

 MAJESTUOSA, COMO SOLO ELLA lo es, inicia un discurso en el que por sí mismo, sería un discurso del que la mitad le fue tomado al texto de DIEGO VALADEZ, a quien BEATRIZ PAREDES le reconoce el gran mérito de las letras.

Por eso Beatriz, sabiendo del efecto que sus iniciales palabras causarían en la audiencia legislativa, usó las pausas que el protocolo le concedía: “Honorable asamblea, hay días sombríos, días en que el sol se confunde”… Y luego las letras de Diego Valadez. La sapiencia jurídica, y la fuerza que ella, Beatriz, le imprime a las palabras. Y entonces es cuando uno, el público, se convierte en testigo de un discurso histórico, que puede cobrar la resonancia de un legado constitucional.

Ayer, querido lector, me sentí orgulloso de ser un simpatizante convencido del Partido Revolucionario Institucional. E intrínsicamente me alegré que ese partido, el PRI, se haya quedado en su presencia mínima con sus mejores mujeres y sus mejores hombres.

¿Cuántas veces mi amiga CHAYITO OROZ IBARRA me había platicado de lo enormemente interesante que ha sido para ella participar en las reuniones de amigas teniendo a Beatriz como anfitriona única en su casa y para sus más entrañables amigas? ¿Cuántas veces Chayito me había enfatizado su gran satisfacción de disfrutar la voz y la lira de Beatriz, y su notable inspiración en las veladas en su casa con las compañeras de la bancada del PRI?

No sé cuántas. Pero han sido muchas.

Chayito gozaba esos encuentros tan íntimos, tan inolvidables con quien dirigía al priísmo en la Cámara de Diputados.

Algunos nombres: MARÍA DE LOS ÁNGELES MORENO, QUETA BASILIO, la Antorchista de 1968; CAROLINA VIGGIANO, tan amiga de Chayito. MARÍA ELENA CHAPA, la sonorense PETRA SANTOS, cuyo izquierdismo exacerbado nunca le impide llamarle por teléfono para saludarla cuando anda por tierras del sur de Sonora.

De todo esto se acuerda María del Rosario.

Pero Beatriz Paredes no subió a tribuna solo para quedar bien con su oratoria de todos conocida. Quiso decirle a la Suprema Corte lo que piensa de sus ministros y lo que sospecha en que se han convertido los ministros de la Corte después del golpe de presidencialismo exacerbado de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Beatriz trae a colación la “estrategia de democracia plebiscitaria, con un Poder Legislativo subsumido” por la actuación verticalista de las mayorías en las cámaras.

Lo decía yo hace poco: solamente dos mujeres han trastocado mis sentidos con sus discursos sublimes, cuya fuerza de conectividad trasciende lugares, recintos parlamentarios e incluso, naciones.

Y describiendo la grandeza de estos personajes que va más allá del género, uno se pregunta qué fue lo que le pasó al presidente AMLO que, antes de la mitad del sexenio, su figura se empieza a deteriorar. Se vuelve difusa.

Pensando en todo esto, cavilé en la falta que a la oposición en México le está haciendo personajes políticos como estas dos mujeres, coincidentemente las dos llamadas “Beatriz”: Pagés y Paredes.

Las dos, cultas. Las dos, valientes.

México las necesita. La necesitan sus partidos, sea el PAN o sea el PRI o el PRD.

Este es el gran contrasentido de esta hora marcada por las sinrazones de lo que está ocurriendo hoy en el país.

Y precisamente, cuando pergeño estas cuartillas, recuerdo que apenas hace unos días el exgobernador EDUARDO BOURS CASTELO, reenvió a sus amigos un artículo cuyo título era un llamado a la cordura y a la madurez de las ideas. Se refería “a la importancia de ser conservador, de ser humilde, de ser prudentes en tiempos del radicalismo”.

Yo entendí la gran importancia de ser, en efecto, un conservador en estos momentos.

No en el sentido histórico que es algo fuera de contexto como para meternos en un diálogo estúpido y sin razón de ser.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

DÉJEME DECIRLO: AYER ME LLAMÓ por teléfono el licenciado MIGUEl MEXÍA DÍAZ, y me comentó de un triste episodio ocurrido en su familia: hace alrededor de dos semanas murió su hermano MANUEL DE JESÚS MEXÍA, a quien en el seno familiar todos llamaban ‘Camilo’. Pues sí: el buen Camilo dejó de existir. Su hermano MIGUEL con quien tuve el gusto grande de conversar por teléfono, llamada que mucho se le agradece al cajemense que un día decidió quedarse en Hermosillo para radicarse allá en forma definitiva, me insiste en el dolor que le causa su pérdida. “Camilo venía padeciendo una serie de males propios de la diabetes y esto culminó con un paro fatal”…musita, finalmente Miguel. ¡Descanse en paz!...

MIENTRAS TANTO, UN GRUPO de distinguidos sonorenses se reunió a platicar sobre el Premio Nobel de Química 1995, MARIO MOLINA PASQUEL, cuyo deceso ha ensombrecido el mundo de la ciencia en México, y ha sido motivo de diversos reconocimientos tanto por instituciones académicas como gubernamentales…

Curiosamente, cuando en febrero de 2018 un grupo de sonorenses —entre los que se contaba BULMARO PACHECO MORENO— organizó un evento para traer a este eminente mexicano a Hermosillo, su presencia en la capital sonorense no causó el impacto que su muerte sí fue capaz de llegar directo a la sensibilidad de muchos ciudadanos…

“Muérete y sabrás de que tamaño eres”, reza una reflexión muy antigua…

Efectivamente: vivo, el maestro Molina no generaba ese halo de admiración que hoy, tras de su muerte, despierta en miles de mexicanos…

 “Así somos… ¿Y qué?”, he aquí otra expresión muy propia del machismo mexicano…

Por cierto, al evento al que fue invitado a Hermosillo Mario Molina, también asistió DIEGO VALADEZ, otro personaje de gran tronío del que no se ha dicho todo lo que se merece este gran mexicano…

Y HABLANDO DE OTRAS COSAS, ESTE SÁ- BADO de enfrente se reunirá el Consejo Político Estatal del PRI y entre los puntos a tratar, hay uno, de vital trascendencia para el futuro de la política en Sonora: se decidirá si el PRI va en alianza o no con otros partidos políticos…

Este tema me lleva a pensar que a esto se debe que el huatabampense RODOLFO JORDÁN VILLALOBOS, mantenga en “veremos” si busca la candidatura a la Presidencia Municipal de Huatabampo, o por el contrario, se va en pos de la candidatura a la diputación local por el Distrito 21…

Como que así se entienden las cosas, ¿verdad dilecto lector?...

Digo, porque todo indica que el PAN, el PRI y el PRD irán en Alianza. En este contexto, a Jordán ya no le alcanzarían los tiempos y en una de esas se le podría ir el tren y entonces se quedaría como el perro de las dos tortas…

O sea, señor mío, el actual líder de la CNC en Sonora, prefiere lo segurito, es decir, la candidatura a diputado local que una Presidencia Municipal que por cierto si quiere y con ganas, JUAN PABLO MIRANDA VERDUZCO, un huatabampense que actualmente se desempeña como sub-secretario de Pesca del Gobierno del Estado y está entusiasmado con la idea de ser candidato a la alcaldía de su amado terruño…

Me cuentan que Miranda Verduzco, representa la sangre nueva del priísmo en la tierra de los generales, lo que significa que RAMÓN DÍAZ NIEBLAS, ya tiene otro punto de preocupación si es que insisten en la reelección como se dice por ahí…

Ante esto, uno no tiene sino reconocer que es muy cierta la frase aquella de que en cada mexicano hay un dictador en potencia…

¡Cómo nos gusta reelegirnos!....

¿A poco no?...

Y POR ÚLTIMO, Y A PROPÓSITO de RODOLFO JORDÁN, pocos saben que el papá de este cenecista de buena cepa, fue durante toda una vida dueño de un despacho de Comunicaciones y Armas, que hasta el final él atendió en el Mercado Municipal…

Se llamaba FERNANDO MÁXIMO JORDÁN CAMACHO, y fue mayor en el Ejército Obregonista…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios