Opinión

La hipocresía de Morena preñada con la perversidad del Gobierno del Estado

La Tertulia Polaca
miércoles, 30 de diciembre de 2020 · 12:22

En el ensayo del historiador Lorenzo Meyer, La segunda muerte de la revolución mexicana, recurre a la obra teatral “Esperando a Godot”, donde el dramaturgo y guionista Samuel Beckett hace que sus dos personajes centrales, Vladimir y Estragón, oscilen entre la esperanza y la desesperación mientras aguardan a quien les dio cita: Godot.

La espera, fluctúa entre lo incierto y lo absurdo. La obra acaba sin que llegue Godot, pero a la vez se mantiene abierta la posibilidad de que acuda a la cita y con ello que, finalmente, la angustia producida por la espera que lleve a un suicidio, o que llegue Godot antes y todo se vuelva a replantear.

“No es difícil encontrar una similitud entre la situación planteada por Beckett y la espera mexicana (espera y búsqueda) de un encuentro real y definitivo con la democracia política” (reflexiona Meyer).

Nosotros los sonorenses también oscilamos entre la esperanza y la desesperanza; también nuestro ejercicio en la función pública está llena de incógnitas en la que abundan los absurdos y los abusos.

En pleno siglo XXI nuestro encuentro con la democracia real sigue siendo incierto, como esa cita con Godot, se ha pospuesto inmensamente, porque sobre todo, no contamos con una tradición al respecto, mas bien lo que ha prevalecido en tiempo y espacio es una oligarquía compuesta por las élites política y empresarial, que ha restringido y sometido a la democracia (Demo: pueblo. Cracia: poder. Poder del Pueblo).

El pasado 23 de diciembre se aprobó el paquete fiscal 2021 (presupuesto de ingresos y egresos) para Sonora, un paquete verdaderamente atroz, que para la siguiente administración dejará grandes estragos financieros y se requerirá de enmiendas económicas con cargo al erario.

De lo más grave, una propuesta inicial del ejecutivo en diferimiento de pagos a proveedores por 3,255 mdp y nueva adquisición de deuda de 625 mdp, además de un déficit de poco más de 833 mdp entre el presupuesto de ingresos (66,682,129,668) y el de egresos (67,515,261,781), es decir, se iba a gastar más (833 millones) de lo que se tendría. Pero para eliminar el déficit y cuadrar el presupuesto de ingresos con el de egresos, con una brutal propuesta del diputado priísta Armando Alcalá se modificó el rubro de diferimiento de pagos a $4,088,132,113, es decir, sumaron al incumplimiento de pago a proveedores los poco más de 833 mdp de déficit. Después se modificó y quedó en 3,588 mdp, es decir, 333 mdp más de la propuesta original del ejecutivo.

Este incumplimiento de pagos a preveedores para el 2021, provocará el cierre de pequeñas y medianas empresas y con ellas se perderán miles de empleos. Pero también dejará una deuda en total a proveedores jamás antes vista en esta entidad, de 8,632 mdp, superando por más del doble la deuda que dejó la administración de Guillermo Padrés, la cual, el actual gobierno de Claudia Pavlovich la calificó de catastrófica, y lo utilizó como discurso para adquirir la primera deuda de esta administración por 5 mil mdp.

Por otra parte, se elimina el programa de uniformes gratuitos para el 2021, de un poco más de 180 mdp y lo más cuestionable, ¿donde quedaron los 180 millones que no se gastaron en 2020? debido a que las clases se impartieron virtualmente. También se eliminan los recursos para el Fondo de Atención a Víctimas. Por si no fuese suficiente latrocinio para los sonorenses, aprobaron la libre disposición de ventas de bienes e inmuebles que son patrimonio de los sonorenses y además los diputados se incrementaron más del 10% (75 mdp) del presupuesto para el Congreso, quedando en más de 796 mdp, de por sí, hasta el 2020 (721,830,900) fue el 4to congreso local más caro del país, para el 2021 podría llegar a ser el nada decoroso 3er lugar, ¿amerita su costo/beneficio para la ciudadanía su excesivo costo?

Todo esto se aprobó con 22 votos a favor de las bancadas del PRI, PAN, PT, PES, el diputado Luis Armando Colosio de Morena (hace tiempo separado de la bancada de su partido) con los aliados de Morena, PANAL, María Dolores Del Río, Independiente y Luis Mario Rivera del PVEM y 10 votos en contra de toda la bancada de Morena con la ausencia del diputado Miguel Ángel Chaira, por motivos de salud.

A todas luces, se trató de una vil simulación. Fuentes tanto de Morena como del Gobierno del Estado me aseguran que un día antes de votarse este paquete fiscal en el pleno, se concretó que se aprobara por medio de un pacto entre la Gobernadora Claudia Pavlovich y el candidato a la gubernatura por Morena, Alfonso Durazo, ¿qué se pactó? ninguna de estas fuentes me lo puedo asegurar, pero no hay que ser un genio para poder dilucidar qué es lo que pediría a cambió un candidato a gobernador, cuando de él depende que se apruebe lo más sustancial para un gobierno, que es el presupuesto, ¿cordero sacrificado de nueva cuenta?

Más allá de los testimonios de las fuentes, los hechos son muy claros; PT y PES, a diferencia de lo que sucede a nivel federal, en lo local es claro que no son aliados de Morena, es de manifiesto su servilismo con el Gobierno del Estado. Pero lo que también es evidente, es que, si Alfonso Durazo hubiese tenido la firme convicción de que ese infame paquete económico no se aprobara, hubiesen operado de la misma forma como lo hicieron sus operadores para detener la Reforma Electoral propuesta por el PRIAN, directo con el jeque del PT nacional, Alberto Anaya, quien mandó la línea para que se votara en contra de esa reforma y envió gente de su confianza para mantener al margen de esa operación a Ramón Flores, coordinador estatal del PT, factótum de Ana Gabriela Guevara y un subordinado de facto del Secretario de Gobierno Miguel Pompa.

El mismo modus operandis se hubiese aplicado con el PANAL (nuevo aliado). El Partido Verde, ahora una apéndice de Morena, su voto en el legislativo será en el sentido que Durazo decida. Y la evidencia más contundente de todo este entramado de simulación legislativa, la encarna María Dolores Del Río, diputada independiente, que recién renunció a MC, para integrarse al proyecto electoral de Alfonso Durazo, y que hoy es su coordinadora de precampaña, ¿quién podría creer que su voto a favor del presupuesto 2021 fue en contra de la voluntad de Durazo? Sobre todo después de las declaraciones “furibundas” de el propio Alfonso Durazo, de la bancada de Morena, de sus asesores y del Presidente de este partido en razón del indigno paquete fiscal.

Con fariseísmo se trató de salvaguardar la imagen de Morena, ordenando a la bancada de este partido el voto en contra de forma unánime, pero, ¿cuantos incautos podrían atragantarse esta faramalla? ¿Es así como pretende Durazo aplicar su lema de precampaña? “en buen plan ya se les acabó”, en referencia del grupo dominante que ha secuestrado la política y por ende la economía de Sonora y del cual forma parte la actual administración del estado.

Maquiavelo planteaba que la forma de llegar al poder sellaba su ejercicio en el, es decir, heredar el reino no es lo mismo que ganarlo, seguir las reglas convencionales no es lo mismo que romperlas.

Pactar la llegada al poder con el statu quo, sellará un ejercicio de hipocresía gubernamental, preñado con perversidad de ese establishment. En otras palabras, prevalecerá el grupo dominante y sus vicios. Y en el teatro de la realidad sonorense, así, el Godot de la real democracia tampoco llegará en el 2021.
 

Comentarios

Otras Noticias