Opinión

Batalla por la democracia y contra el autoritarismo en el INE

De Primera Mano

por

/x
Francisco Ruiz Quirrín, columnista

Francisco Ruiz Quirrín, columnista

El solo hecho de haber admitido a John M. Ackerman como miembro del comité técnico seleccionador de los cuatro nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral, auguraba una lucha por controlar este organismo, teledirigida desde Palacio Nacional.

Este “gringo de huarache”, gurú del presidente López Obrador, formado ideológicamente en la línea marxista-leninista, tenía qué adentrarse a las puertas del INE llevando la misión especial de infiltrarlo y operar la llegada de gente afín a la “cuatroté”.

Mientras tanto y desde la tribuna de sus “mañaneras”, el presidente de México insiste en sus descalificaciones al INE y sus consejeros, acusándolos de haber permitido los fraudes electorales en el pasado y con sus acciones abrir las puertas a la desconfianza y la falta de vigilancia de los comicios.

“Debe llegar ahora gente honesta”, declara en referencia al proceso interno que vive el organismo.

Sin embargo, dentro de este comité seleccionador, permanecen figuras que han vivido la trayectoria y las luchas por la democracia que se han dado dentro del viejo Instituto Federal Electoral y, a partir del 2014, el Instituto Nacional Electoral.

Desde luego que han sentido la presión y los “chantajes” de Ackerman y no lo han ocultado, al contrario, los han expuesto en sus redes ante la opinión pública.

Por ejemplo, a esta hora, “John A.” insiste en promover la reposición del proceso seleccionador de manera integral, porque una mujer a la que deseaba dentro del INE, quedó fuera de la jugada y por votación de todos y cada uno de los integrantes del comité, incluido él mismo.

La verdad es que jugó y perdió. Como consecuencia, operó ante sus aliados en el Congreso de la Unión y hoy, algunos diputados del Partido del Trabajo y de Morena, le hacen coro a Ackerman en su evidente lucha por controlar el organismo rector de las elecciones en México, por órdenes de Palacio Nacional.

Un testimonio de ello lo ofrece el veterano legislador “morenista”, Porfirio Muñoz Ledo, quien califica de “golpistas” a sus pares que abrazan las pretensiones de controlar al INE.

En realidad, en dicho organismo (uno de los más serios cuya función garantiza el equilibrio democrático en el país) se está dando una fuerte lucha donde, por un lado, se busca garantizar la permanencia de la autonomía y libertad en que ha trabajado y, por otra, el control oficial desde la cúpula del Gobierno para buscar una eternización en el poder.

Esperemos que nos vaya bien a todos.

No se requiere tener dos dedos de frente para concluir que la autonomía de la Fiscalía General de la República y su separación de la figura presidencial, es mera falacia… Por ello, el presidente López Obrador cayó en una nueva contradicción al decir en su “mañanera”, ayer, que estaba enterado de que Emilio Lozoya Austin “ya había rendido una primera declaración” y que “había hecho mención de políticos”… ¿Cómo obtuvo esa información ante la cacareada “autonomía” de la FGR y además, haber asegurado hace unos días que no había tenido contacto con el titular, Alejandro Gertz Manero, desde hacía 5 meses?... Lastimosamente, pero cada día se encuadra más este regreso de Lozoya a un acuerdo con la “cuatroté” que más que beneficiarle, perjudicaría a AMLO, sobre todo si como se ha dicho, el ahora extraditado no pisaría la cárcel, amparado en ese “criterio de oportunidad”…

Ya veremos.

Si la decisión de continuar o no en “semáforo rojo” a pesar de la recomendación del Gobierno Federal de pasar al “semáforo naranja”, hubiera estado completamente en manos de la gobernadora del estado, sin duda alguna ella hubiese preferido seguir en el color rojo…

Por dos razones esenciales… La primera, el número de contagios no se ha reducido… Se ha estabilizado, pero en el pico… Segundo, porque la reactivación económica, masiva, conlleva el riesgo de un “rebrote” de contagios ante la falta de conciencia e indiferencia de muchos, por seguir al pie de la letra las medidas sanitarias que todos conocemos… Por ello es que en los hechos y ante la necesidad de regresar al trabajo en varios rubros, la responsabilidad se está trasladando a la ciudadanía y a las autoridades municipales en materia de movilidad… Sonora empezó esta contingencia sanitaria de una manera ejemplar… A partir de la movilidad a mediados de mayo, se dispararon los contagios… En esta hora estamos viviendo un crecimiento de la curva sin poder aplanarla… Es lógico pensar que con el aumento de personas en la calle, la saturación de hospitales viva su trágica realidad y el secretario de Salud, Enrique Clausen, aparezca de nuevo en redes abriendo desmesuradamente sus ojos… Sonora y su gente tiene frente así, ahora, una gran responsabilidad… De sus acciones se hablará en los días por venir.

Comentarios