Opinión

En Guaymas corre fuerte el run run de que si el PRD se va solo al 2021, el candidato a la Gubernatura será Saldaña

Rumbos

por Mario Rivas

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

QUIERO SER MUY BREVE en este tema. La razón de que así sea se debe a que no estaba en mi interés iniciar estos Rumbos con nada que se relacione con el presidente AMLO. Y es que, verá usted, he caído en la cuenta de que la crítica periodística hacia AMLO, es absolutamente tóxica. No le crea ningún perjuicio al presidente. El que se “intoxica” es el periodista. Produce dolor de cabeza. Genera una sensación de inutilidad.

Y finalmente, la sensación de impotencia, como la que presumo se experimenta cuando se intenta romper en muchos pedazos una gran roca de granito de la India. Pero, ¡caramba!, dos casos se atravesaron: el artículo que ayer publicó CARLOS LORET DE MOLA titulado “Lozoya organiza fiesta en libertad” y la fulminante desaparición de todos los fideicomisos federales por una orden tajante del presidente AMLO.

Estos dos temas, me motivaron a cancelar mi plan de vida. Y en eso estaba cuando me “brincó” otra nota: el presidente AMLO ordena desaparecer la Sub-Secretaría de Comunicaciones de la SCT. Que porque el edificio que ocupa, es carísimo.

Me puse a cavilar. Me preguntaba qué fue lo que movió a AMLO a tomar esta decisión tan drástica. Él ya había aceptado lo que sus colaboradores le sugerían: que cancelara algunos fideicomisos y dejara la mayoría por su manifiesta utilidad. Había aceptado el presidente. 4

Y de súbito cambió de opinión. Y casi al mismo tiempo desapareció la Sub-Secretaría.

Ayer muy temprano algunos analistas a los que AMLO describe como “inorgánicos” afirmaban que el presidente está desesperado porque no hay dinero para mantener su programa de apoyo a los pobres y a los ancianos.

En este contexto, surge CARLOS LORET DE MOLA con su columna que se publica en decenas de periódicos de todo el país. Relata Loret que alguno de los invitados llegó con un carísimo regalo: “una preciosa caja de madera que contenía botellas de Cháteau Margaux, uno de los vinos más prestigiados del mundo, con valor de 25 mil pesos cada una”.

Este artículo fue muy comentado en algunos de los más escuchados programas de noticias. Por ejemplo, en el de LUIS CÁRDENAS. Y, por supuesto, en el de Loret de Mola.

Y no faltaron los comparativos.

ROSARIO ROBLES BERLANGA, expresidenta del PRD, exjefa de Gobierno del entonces Distrito Federal, extitular de Sedesol y de Sedatu, lleva un año en un reclusorio de la Ciudad de México, porque la justicia no ha querido concederle la prisión domiciliaria para llevar en libertad su defensa.

Lo que le pasa a ella —dicen— es evidentemente una venganza, no un hecho de justicia.

Y el odio contra ella viene de muy atrás. Desde aquel malhadado asunto de las maletas millonarias que el empresario argentino CARLOS AHUMADA, le entregó en su oficina al esposo de DOLORES PADIERNA, a quien se vio en el programa que entonces tenía en Televisa BROZO, amarrando con ligas los fajos de billetes. Los perredistas de entonces, y morenistas de hoy, culparon a Rosario de este penoso suceso. En su momento, este humilde periodista de provincia, escribió una historia que rescaté de una revista cultural —Anexos, creo—, en la que Rosario Robles le cuenta a una amiga íntima porque fue que perdió la cabeza de tal forma.

Reconoció que eso era verdad. Que el amor la había trastornado y que por eso le había concedido mucha confianza a Carlos Ahumada, que en su afán de hacer que sucumbiera a sus cortejos, un día envió una limosina por ella que la llevó al aeropuerto y de allí, en vuelo a Cancún, en uno de cuyos hoteles más lujosos, la esperaba un grupo de edecanes para conducirla por una valla de rosas hacia un lugar en la playa de arenas blancas, frente a las aguas azul-turquesa.

–-¡¿Sabes que me esperaba en ese sitio?

¿Sabes qué, manita?— preguntó a su amiga Rosario.

--¡Una mesa colmada de apetitosos platillos, vinos de prestigio, velas encendidas y protegidas del viento! A su lado, de pie, Carlos— contaría después la indiscreta amiga.

Esto, finalmente, le costaría muy caro a Rosario Robles.

El cinismo hizo su parte. RENÉ BEJARANO, el marido de DOLORES PADIERNA, influyó en la hoy poderosa mujer, para que presionara y se cumpliera la anhelada venganza, que según dicen, es platillo de dioses.

No hay duda: RENÉ BEJARANO es un truhan. Dolores Padierna, no goza de la mejor fama. Y están donde están. Y cobran venganzas. Impunemente.

Y mientras esto ocurre con Rosario Robles, a EMILIO LOZOYA AUSTIN, se le permite que organice fiestas en su casa con vino de 25 mil pesos la botella.

Pues sí: quería ser breve pero me ganaron las inercias.

Ni hablar.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

Y NO ES POR NADA, CARO LECTOR, pero en Guaymas corre fuerte el rumor de que durante la visita del senador perredista ANTONIO GARCÍA CONEJO, a Guaymas y a San Carlos, pudo haberse pactado la candidatura de JESÚS SALDAÑA al Gobierno de Sonora…

Y nada mejor para un acuerdo de esta significativa naturaleza, que el Mirador de San Carlos, con la vista más espectacular de Sonora y de muchas partes…

Aunque la revista National Geographic la describió como la más espectacular del mundo, hace algunos años…

Se comenta en el bello puerto, que si el PRD va solo a la grande del 2021, el candidato será Jesús Saldaña…

Por cierto, me dicen que Jesús es hermano de BLANCA SALDAÑA, destacada activista del PRI que hoy es aprovechada por CLAUDIA PAVLOVICH, como directora del Instituto Sonorense de la Mujer…

¡Qué cosas tiene la vida, Mariana!...

Pero como digo, son solo rumores…

DÉJEME DECIRLO: DE UNOS DÍAS a acá, he sentido un irrefrenable deseo de descolgarme a Guaymas y a Hermosillo…

Lo confieso: la nostalgia me ha atrapado. Quiero visitar a mis amigos de por allá, sentarme a tomar café con ellos en cualquier lugar que sea posible…

Y si es con DANIEL TRELLES IRURETAGOYENA, en su rancho Santa Anita con su fiel “Huesos”, el más pequeño de sus perros, y compañía…

Lamentablemente, dos ya no están con él…

Uno, abandonó el rancho para buscar nuevos horizontes, y el otro —mejor dicho, la otra— falleció por un golpe de “coz caballar”, como escribió en su reporte de parte de novedades, un agente de Tránsito de Navojoa, hace más de 70 años…

Desde luego, a JULIÁN LUZANILLA, mi amigo, mi hermano, y al maestro BULMARO PACHECO MORENO…

Me daría una vuelta por el Hotel Gándara en busca de un muy querido amigo, MARTÍN GÁNDARA CAMOU, y después preguntaría por TOÑO CUADRAS GARCÍA y RODOLFO JORDÁN VILLALOBOS…

Estoy orgulloso de su amistad y espero que ellos piensen lo mismo de mí…

En Guaymas, le pediría a mi amigo y colega AGUSTÍN RODRÍGUEZ LÓPEZ, que reúna a dos que tres cuates de su tierra, para conversar por la tarde en algún lugar con vista a Miramar, como aquella cena en casa de la mamá de LUCANO DE CIMA, hace ya muchos años…

Pero lo más probable es que ese encuentro se lleve a cabo en el Hotel Playa de Cortés, lo que me permitiría conversar como Dios manda con mi paisano ARTURO MUNGARRO, gerente general de esa afamada hospedería, plena de historia y de sucesos de trascendencia política…

A propósito, Julián me platicaba ayer que visitó en su campo a su entrañable amigo, el exalcalde de Guaymas, MARCO ANTONIO LLANO ZARAGOZA, a quien, desde esta trinchera periodística, saludo con afecto…

Como verá, querido amigo, se me agotó el espacio y se me queda en el tintero el tema de los suspirantes a la Alcaldía de Guaymas…

Es todo.

Le abrazo.

 m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios