Opinión

En el Caso Lozoya, Morena intenta en una maniobra burda y torpe descalificar a Ernesto Gándara Camou

Rumbos

por

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

CUANDO UN HOMBRE DE EXCEPCIÓN muere, a uno le resulta difícil escribir algo parecido a una semblanza. Don ENRIQUE ROBINSON BOURS ALMADA, fue, precisamente, un hombre más allá de lo común. Y en este contexto, fíjese bien, parece un contrasentido que las palabras no lleguen al que escribe o pretenda hacerlo.

Igual que miles de sonorenses, yo he escuchado historias extraordinarias sobre la vida y obra de don Enrique. Lo que hizo en el rubro de la avicultura. Cómo empezó con aquellos mil pollitos, que por cierto alguien mencionó, en un texto magnífico, en redes sociales.

Literalmente, de ese punto partió lo que con los años sería una empresa icónica en el ramo.

De eso y de muchas otras cosas, oía yo hablar de don Enrique.

Ciertamente, mi perspectiva sobre la trayectoria y su vida en Cajeme, solo la tengo a base de referencias. Me dicen que don Enrique fue un hombre discreto, distante de los reflectores. Emprender y crear empleos, era lo suyo. Hasta donde recuerdo, solo una vez tuve la oportunidad de estar a la misma mesa con él. Me había invitado a comer en Cócorit, en la huerta de la familia Bours Almada, el entonces alcalde de Cajeme FAUSTINO FÉLIX CHÁVEZ. También estaban JESÚS ADOLFO BOURS, el arquitecto MACHADO, me parece que también JUAN RURICO LÓPEZ QUINTERO. Y algunos más.

A riesgo de no ser preciso, diré que me parece recordar que en ese día don Enrique iniciaba su retiro de la vida empresarial. Al fondo se podía ver una bonita casa, nada ostentosa, donde este sobresaliente sonorense pasaría sus últimos años.

El trecho último de una vida luminosa. Recuerdo con meridana claridad, que, al mirar los altos árboles y disfrutar de su sombra protectora, me dije que era un privilegio que solo se gana el que ha trabajado intensamente en ello, y que ese era el caso del señor en cuyo entorno nos encontrábamos.

Decía, pues, que don Enrique R. Bours Almada, solo tengo como conocimiento de su carrera en los negocios, lo que de él se platicaba en reuniones de empresarios, de ganaderos y agricultores.

En dos o tres ocasiones, invitado por EDUARDO BOURS CASTELO, cuya admiración por su tío, era manifiesta.

O en los desayunos con ERNESTO VARGAS GAYTÁN. O con ARTURO OLIVARES SANES, quizás uno de los cajemenses que mejor conoce el desarrollo y crecimiento de las empresas de la familia Robinson Bours Almada.

Pero lo que leí en redes, me resultó fascinante. Y solo lamento que el texto se haya publicado sin firma.

TRIBUNA también sobresalió con una buena semblanza. Muy profesional precisa.

Y las esquelas. Y los mensajes. Y el dolor auténtico de la familia Bours Almada. Longevo, sano de cuerpo y espíritu, y siempre sumido en el ejercicio del trabajo “fecundo y creador, así fue y así se le recordará.

¡Descanse en paz!

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ DÉJEME DECIRLO: EL PASADO lunes falleció en Monterrey, Nuevo León, el empresario MANUEL ARTURO ANCIRA ELIZONDO, alto ejecutivo en Altos Hornos del Norte y, en general, de varias empresas relacionadas con el acero…

La información destaca que el apreciado industrial murió por un problema cardiorrespiratorio…

Era hermano de ALONSO ANCIRA ELIZONDO, preso actualmente por delitos aún no comprobados en los que se mencionan a EMILIO LOZOYA AUSTIN y al propio presidente ENRIQUE PEÑA NIETO…

Sin duda ha sido este uno de los años más terribles para el empresario Alonso Ancira, como lo ha sido para millones de personas en todo el planeta…

¡POR LAS TRIPAS DE SATANÁS! Recientemente leí en un portal muy visto en las redes, una noticia que me llevó a recordar un incidente de carácter legal ocurrido hace más de veinte años… En Guaymas es muy conocido el señor JOSÉ ORDAZ AGUIAR, pues en otros tiempos solía aparecer con frecuencia en los periódicos guaymenses y en las columnas más leídas de la localidad…

Hace más de dos décadas, el nombre del señor Ordaz Aguiar, fue asociado con un problema inmobiliario que, por cierto, afectó patrimonialmente a una respetable familia guaymense, uno de cuyos miembros, una dama casada con un cajemense, vive en Obregón, donde ha construido un bonito hogar al lado de un muy apreciado amigo mío…

Con los años yo me olvidé del tema y no conocí el desenlace de aquel litigio…

El jueves anterior alguien de Guaymas me envió un texto en el que me informa que el señor JOSÉ ORDAZ AGUIAR, perdió el amparo que lo protegía en un productivo negocio a partir de un bloque de 28 hectáreas, de las cuales 24 ya fueron vendidas…

Me comuniqué con mi amigo por teléfono para que me aclarara algunas dudas.

Y en efecto: el señor Ordaz Aguiar, es el mismo que hace 2 décadas impuso sus influencias y relativo poder político para apropiarse de 28 hectáreas que puso a la venta, cuando aún estaba en proceso de litigio…

--¿Y ahora, qué sigue?— pregunté…

--Lo que sigue es un juicio civil y penal en contra de Ordaz, pues legalmente vendió terrenos que no eran suyos…

¿Cómo la ve, caro lector?...

Y AQUÍ, LA CARTA QUE ME envía un amable lector de Hermosillo, cuyo nombre me reservo a petición expresa. Héla: “Estimado Mario, te mandó este comentario esperando te pueda interesar. En el asunto de Emilio Lozoya, yo encuentro una serie de contrasentidos que no tienen lógica. Los rumores sobre los legisladores beneficiados por Lozoya deberán investigarse bien para no mezclar temas… Tú te acuerdas bien porque lo platicamos. Fue el caso de la reforma energética…

Una comisión de este nivel está integrada por lo menos 20 personas… Es una comisión plural, con miembros del partido —Morena— en el poder y de los partidos opositores…

“De mala leche en los comentarios en diarios nacionales y en columnas se mencionan varios nombres de legisladores. Unos de dudosa honestidad como Ernesto Cordero y DAVID PENCHYNA, y otros que nada han tenido qué ver con dinero sucio como ERNESTO GÁNDARA, en sus carreras políticas…

“Además, hay un ingrediente de lógica política que se atraviesa en esos rumores. ¿Cómo darles dinero para aprobar reformas a los miembros del partido en el poder? Este es el caso, y con ello cae por tierra la burda maniobra para descalificar al aspirante más popular y aventajado con que cuenta el PRI. Te recomiendo, amigo Mario, que analices este asunto para que sepas a quién o quiénes beneficiaría que el ‘Borrego’ se retirara de la contienda…

“Yo digo que en todo caso sería a los opositores para convencerlos, como se hace en cualquier Cabildo o Congreso local… Conocemos opositores que de eso han hecho una industria y una fortuna económica…

“Si quieres nombres, aquí te van algunos apellidos: Pollo Castelo, Valenzuela Segura, los Estevez, los Lam del PRD, Zambrano, etc. etc…

“Mira, la lana malhabida se nota, rápido, no se puede ocultar bien, y en Ernesto Gándara, se trata de ataques bien orquestados para tratar de que ya no suba en las encuestas, en las que tanto el PRI de Sonora como ‘El Borrego’, han logrado empate técnico hasta ahora en el estado… “Además, insisto: la lana malhabida se nota. Y en el caso de EGC no se habla de que haya recibido nada pero el Gobierno va a mantener el caso Lozoya hasta que le convenga políticamente, según vean si suben o bajan con su partido Morena en las encuestas de aquí a diciembre…”.

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios