Opinión

La ríspida mirada de AMLO a un adversario

De Primera Mano

por Francisco Ruiz Quirrín

/x
Francisco Ruiz Quirrín, columnista

Francisco Ruiz Quirrín, columnista

Fue el propio presidente López Obrador quien puso en la mesa un ring de confrontaciones. Sus objetivos, los expresidentes Carlos Salinas, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, así como los actuales gobernadores surgidos del PAN.

Qué difícil es no pensar que lo mueven deseos de venganza, hablando todos los días del inmenso dolor que siente al recordar que le robaron la elección presidencial del año 2006.

Lo extraño, es que si es cierto, como se asegura, que hizo un pacto con Peña Nieto para pisar sobre alfombra su llegada a Palacio Nacional, esto ha desaparecido por completo.

Con ADN priísta en su sangre, como tantos otros priístas, el presidente miente también.

Como vivimos tiempos en que la política se antepone al trabajo de verdadero interés para la ciudadanía, AMLO sabe utilizar su poder para dirigirse a sus enemigos o adversarios.

Hace un par de semanas, nueve gobernadores le exigieron a través de una carta pública, la renuncia de Hugo López-Gatell a la Subsecretaría de Promoción a la Salud y la respuesta presidencial no podía estar más cargada de soberbia: envió una iniciativa para empoderar al también vocero de la pandemia por coronavirus en México con el aumento de trece direcciones generales a su cargo, incluida la Cofepris.

Total, Presidencia de la República presenta a su nuevo supersubsecretario, López -Gatell, en el rostro de los gobernadores.

Y además, sabedor de que este miércoles se reuniría con los 32 mandatarios estatales, arrancó la semana promoviendo el video donde exfuncionarios del Senado reciben paquetes con billetes y le da difusión a la “demanda de Emilio Lozoya”, señalando a exsenadores del PAN, hoy gobernadores, como corruptos, al recibir dinero para votar a favor de la reforma energética en el pasado sexenio.

Pero fue un miércoles, este, muy especial. El diario El Universal amaneció con la publicación de que Caraveo, uno de los dos hombres que reciben dinero en el Senado, es ahora un exitoso proveedor de la “cuatroté”, al haber sido favorecido con 56 contratos por el Instituto Mexicano del Seguro Social para surtirles de material de curación en varios estados del país.

Luego, durante la “mañanera” del día, en Querétaro, el gobernador de esa entidad, Francisco ‘Pancho’ Domínguez, uno de los panistas señalados como corruptos en esa demanda de Lozoya difundida por Palacio Nacional, aprovechó el gran marco mediático usado cotidianamente por el presidente de la República, para emitir un pronunciamiento en su defensa.

“No se puede confiar en la palabra de un delincuente confeso” y además, “existe un interés político tratando de desprestigiarme. Es una calumnia. Desde que fui diputado federal y luego como senador, siempre apoyé la reforma energética; inclusive yo presenté la iniciativa a nombre de mi partido. No necesité pago alguno de lo que estaba convencido”.

Y todas esas expresiones teniendo a su lado al presidente, que le lanzaba miradas de rencor. Y es que Domínguez ¡le había robado la nota de la mañana!... Al concluir el evento, Alfonso Durazo le dio unas palmadas al mandatario queretano. Otra vez, el ADN del PRI.

El miércoles no terminó ahí. San Luis Potosí fue la sede de la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), donde otros de los señalados como “corruptos” y gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, aprovechó el micrófono para denunciar a un subsecretario de Gobernación –Ricardo Peralta-, como ligado al crimen organizado, ya que en una visita a su entidad se reunió con miembros de una organización llamada la columna armada, “a pesar de advertirle que esa gente contaba con órdenes de aprehensión”… el mandatario tamaulipeco “amarró” en este caso a la titular de la Segob, Olga Sánchez Cordero, al decir que “habíamos tratado este asunto con la señora secretaria”… total, los panistas mostraron ciertas “fichas para defenderse” dentro de este ring de la confrontación… ¿y la salud, el apoyo económico a los estados, la inseguridad?.. Son temas que pueden esperar.

La Comisión Estatal de Agua reactivó las válvulas y echó a andar de nuevo el acueducto que abastece de agua a los municipios de Guaymas y Empalme, luego de que hace un par de días los yaquis que mantienen tomada la carretera Federal número 15, las cerraron… el Gobierno Federal, el Gobierno del Estado y los gobiernos municipales de Guaymas y Cajeme, tienen la ley de su lado y están obligados a hacerla cumplir según lo juramentaron… es una pena que en el caso de la toma de la carretera, la ley haya sido enrollada por los yaquis y lanzada al cesto de la basura… lo peor… que se lo hayan permitido.

Comentarios