opinion

Dicen que a Laura Bozzo le vendieron el reconocimiento en 30 mil pesos; ¿Cuánto le costó a Lamarque?

Rumbos
viernes, 26 de marzo de 2021 · 08:44

ACE ALGUNOS AÑOS ME LLAMÓ POR teléfono el alcalde de un modesto municipio de Sonora. La voz alborozada, me dijo: --Quise que fuera usted el primer periodista en saberlo. --¡Hombre, profesor, una primicia viene bien en estos momentos! ¿De qué se trata? --Acabo de recibir la notificación de que fui galardonado por una prestigiada institución de la Ciudad de México. --¡Ah, caray! ¿Y a cuenta de qué, profe? --Pues como el mejor alcalde de México. --A ver, dime una cosa: ¿te pidieron dinero? --Sí, pero no como pago por el premio sino como donativo para mantener el programa. --Pues te están timando. ¿Qué no te pasa por la cabeza que es imposible que tú seas el mejor alcalde de México, cuando la cabecera del municipio lleva meses sin energía eléctrica por falta de pago a la Comisión Federal de Electricidad? Además, en México hay mil quinientos municipios tan pobres como el tuyo y yo te aseguro que en este momento debe de haber decenas de presidentes municipales celebrando igual que tú haber sido notificados que resultaron premiados como los mejores del país. --Entonces, ¿todo esto no es cierto? --¡Por supuesto que no! Son premios patito. Hay una plaga de vendedores de certificaciones de excelencia. Casi estoy seguro de que cuando te presentes en México te van a pedir, además del “donativo”, que pagues los gastos de hotel y comida y una aportación para el banquete y los premios. Nunca supe si aquel presidente municipal de un municipio del sur de Sonora, muy cercano a Cajeme, persistió en su ilusión de “ser el mejor”, lo cierto es que nunca me volvió a hablar. La venta de galardones al mejor de lo que sea, se volvió pandemia. Me enteré que existen vivales que trabajan, incluso, internacionalmente. Han hecho un rentable negocio explotando la vanidad humana. Hay premios hasta para “el mejor regidor” de México. ¡Imagínese! Hay miles de regidores en México. Los escogen bien. De hecho, es en los municipios más pobres donde hay más incautos. Pero a final de cuentas, es la vanidad lo que hace redituable el negocio. Ahora, señor mío, veamos por qué hoy inicié estos rumbos con este tema. Si usted es asiduo lector de las redes sociales, entonces se imagina cual es el motivo. JAVIER LAMARQUE CANO, es un hombre bueno, caballeroso y ciertamente afortunado. Fue alcalde de Cajeme, siendo regidor, cuando nadie daba un céntimo por sus posibilidades. Pero le tocó estar en el lugar apropiado en la época apropiada. En 1997, en Sonora, por su raigambre cardenista y porque CUAUHTÉMOC CÁRDENAS estaba en la punta de la pirámide de aceptación pública, prácticamente todos los candidatos del PRD en el sur del estado, arrasaron.

El más asombrado por su triunfo, fue Lamarque. A pesar de sus limitaciones, fue lo suficientemente inteligente para no entrar en confrontación con nadie. Su desempeño no fue recordable, pero tampoco se le recuerda a él en malos términos. Es un buen hombre y punto. Cuando terminó su mandato, siguió siendo el ser humano sencillo y respetuoso. Pero en unos de esos virajes de la vida, entró en cercanía con ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR. No sé si el poderoso secretario particular de AMLO, el obregonense ALEJANDRO ESQUER VERDUGO, tuvo algo que ver en este acercamiento. Pero si así fue, no sería como para sorprendernos. En esta segunda etapa de Lamarque, elevó sus expectativas. Le recomendaron de la dirigencia de Morena que buscara la reelección legislativa. Pero él quiere la Presidencia Municipal porque un alcalde tiene más poder que un diputado. Y hasta ayer, en esas andaba. Creí que había madurado. Que los años y la experiencia en la política, lo habían hecho un conocedor de la naturaleza humana. Y sobre todo, de los trucos de la política. No lo imaginé capaz de caer en el garlito de la vanidad. Las redes sociales se divirtieron de lo lindo ayer con las fotografías que andan circulando. Un increíblemente “lujoso” Javier Lamarque posando para la cámara ataviado con prendas que me llevaron a recordar a los zares de Rusia y los desfiles conmemorativos que son famosos en Polonia. Y si usted ha leído algo sobre la gran Rusia, encontrará un gran parecido entre Javier Lamarque galardonado y JOSEPH STALIN. Es evidente que estos organizadores de premios “patito”, le encontraron el lado flaco a Javier: su izquierdismo. Dice que a la presentadora LAURA BOZZO, le cobraron 30 mil pesos por uno de esos pergaminos. ¿Cuánto le cobrarían a Lamarque? ¡Qué cosas tiene la vida, Mariana! En fin. DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ Y A TODO ESTO, CARO LECTOR, ¿Cómo le fue a usted con los tres candidatos a la gubernatura de Sonora que anduvieron de gira por el sur de Sonora?... Primero fue ALFONSO DURAZO y luego RICARDO BOURS CASTELO y ERNESTO GÁNDARA CAMOU… Fue agradable que hubiese respeto entre estos tres contendientes. Claro: Durazo y El Borrego estuvieron en territorio de Ricardo y esto marca ciertas diferencias… Gándara se reunió con algunos empresarios y gente del sector agrícola, amén de las obligadas reuniones con la militancia priísta que algunos llaman liderazgos… A Ricardo le fue muy bien, se le refrendó el reconocimiento de siempre, y en Navojoa, ni se diga… En Cajeme fue muy notorio que a todos los eventos ANABEL ACOSTA ISLAS, OMAR GUILLÉN y LUIS ARMANDO ALCALÁ, acompañaron al Borrego… En ningún acto tomaron el micrófono porque los eventos eran para Gándara… Por cierto, esto fue muy comentado entre los tricolores que asistieron a los actos, porque reflejaba con toda la fuerza del sentido común por donde va la fórmula priísta para la Alcaldía de Cajeme y para la Diputación Federal por el 06 Distrito y para el Distrito local XVI… Ayer le contaba yo que circuló fuerte el rumor de que para el Distrito local 17, va una mujer que podría ser ANA MARÍA CASTRO si no es que SYLVIA GODOY… O sea, con aroma de mujer, según la expresión de un joven veterano de la política cajemense… LAS COSAS COMO SON: es un hecho—y esto salta a la vista—que las contiendas locales serán muy reñidas y por eso los partidos de la Alianza PRI, PAN y PRD, acordaron dejar sus diferencias históricas para otros tiempos y cerrar filas con sus candidatos, pero principalmente, buscando que participen los mejores, los más queridos por la gente… Por eso los priístas se unieron y decidieron apoyar sin reservas a ANABEL ACOSTA, a OMAR GUILLÉN y a ARMANDO ALCALÁ… Los tres tienen buen hándicap, y particularmente en el caso de Anabel, se revela un fenómeno que ni siquiera los más entusiastas “anabelistas” se imaginaban… Me cuentan, por ejemplo, que fue muy gratificante ver la empatía que se dio entre Anabel y KARY FÉLIX, durante el evento en la residencia del exalcalde de Cajeme CHUY FÉLIX… Y AQUÍ, SÉAME PERMITIDO hacer algo parecido a un paréntesis, para hacer patente mi gratitud al padre DEMETRIO MORENO SANTINI, titular de la Parroquia de El Señor de los Milagros, allá por la colonia Del Valle, de Ciudad Obregón… Estoy al tanto de sus oraciones y sinceramente me he emocionado porque usted solo me ha conocido a través de estos Rumbos y, bueno, mi agradecimiento va por partida doble… ¡Larga vida para usted, padre Moreno!... Y POR ÚLTIMO, UN MEA CULPA ante el respetado y muy querido profesor JOSÉ PEDRO MONTAÑO, por el gazapo fotográfico del pasado miércoles… Se dice que al mejor cocinero se le queman los frijoles y algo habrá de cierto en esto… Se la debo, estimado amigo… Se la debo… Es todo. Le abrazo.

Comentarios

Otras Noticias