Opinión

En Sonora y para el 2021, los principales enemigos de Morena serán sus alcaldes y sus alcaldesas

Rumbos

por Mario Rivas

LA SEMANA EMPEZÓ CON LOS remanentes del vendaval que generó la fiesta política de Abelandia.

Ha dado de qué hablar. Se volvió tema de conversación en los principales cochupos de Sonora.

Incluso, todavía ayer miércoles, algunos aires de Abelandia soplaron por rumbos de la casa oficial de la Mesa Cancún.

El invitado fue ERNESTO DE LUCAS, ‘El Pato’, jerarca estatal del PRI.

De acuerdo con algunos tuits que cruzaron el espacio cibernético, ‘El Pato’ habría dicho que “la marca PRI le restará votos a los candidatos en el 2021 por lo que buscarán candidatos ciudadanos”.

¡Gulp!

Este reporte lo subió a su cuenta de twitter el colega GASPAR NAVARRO, ‘El Pay’.

También anunció De Lucas que las candidaturas priístas para los cinco municipios más importantes, se definirán conforme se resuelva la candidatura al Gobierno de Sonora.

Como verá usted, se trata de tiros de calentamiento mediático considerando que el horno no está para bollos y que estamos en enero, un mes de grandes penurias políticas y económicas.

¿La nota dura?

Sigue siendo la violencia. Los ‘levantados’, los raptos a plena luz del día coronados con la noticia de que Sonora ocupa el décimo lugar a nivel nacional en materia de asesinatos dolosos.

En este aspecto, vamos en espiral para alcanzar a Guanajuato y a otros Estados.

Pero la violencia no es tema para estos tiempos de preliminares políticos. El tema que se teje en torno de los ‘suspirantes’ es de todos los partidos de oposición.

Hablar del PRI, es hablar de los mismos. No hay novedades. No hay rostros nuevos. Este partido languidece por la falta de sangre fresca.

‘El Pato’ le mete ganas a su encargo. Y habla con sorprendente sinceridad. Especialmente cuando se refiere a la ‘marca’ que le restará votos a los candidatos.

Y por esta razón, el tricolor irá con candidatos ciudadanos.

La verdad sea dicha, no es como para brincar de alegría pero tampoco es para desdeñarse. Todo sería cuestión de saber escoger a los cuadros de la sociedad civil.

En Cajeme, El PAN no tiene cuadros atractivos para disputar la alcaldía. El PRD ya no existe. Movimiento Ciudadano opera con el combustible que le dan figuras externas con fuerte presencia social.

El Partido de DANTE DELGADO, no ha mostrado sus cartas para Cajeme, aunque se empiezan a oír rumores. Ya hay un rostro y hay un perfil. Pero nadie ha dicho esta boca es mía en esa dirección.

Habrá que esperar.

¿Y Morena?

Este caso está rodeado de aristas. No hay suspirantes visibles en Cajeme aunque en la Ciudad de México radica temporalmente un obregonense que no ha negado sus aspiraciones.

Sí la quiere y está en todo su derecho. Pero de eso platicaremos después.

Curiosamente, es el PRI el que en Cajeme cuenta con mejores cartas para la municipal en el 2021. Hay aspirantes ‘quemados’ y aspirantes ‘morales’ porque se quedaron fuera de la jugada por los compromisos de grupo qué tanto daño suelen causarle a los partidos. Sobre todo en el Revolucionario Institucional.

Se rumora que los que más o menos tienen influencia en el priísmo yaqui, están manoseando cartas que ya jugaron con mala fortuna. Desde luego, las que, aunque perdieron en el 2018, sus derrotas obedecieron no a factores de simpatía sino al fenómeno AMLO.

Es el caso, por ejemplo, de ANABEL ACOSTA ISLAS, cuya derrota en el 06 Distrito electoral, les dolió a muchos. Fue lo más absurdo del llamado tsunami del 1 de julio de 2018.

Pero tiempos traen tiempos y antes como antes y ahora como ahora.

El desastre en que se han convertido las administraciones en los cinco municipios más importantes de Sonora, mueve a la reflexión: habrá votos de castigo para Morena.

Hay algunos políticos con los que he platicado, que piensan que este ‘voto de castigo’ no será en automático y mal hacen los que le apuestan a esta posibilidad.

Palabras más, palabras menos, así me lo han externado. Pero no coincido con esta apreciación.

Yo he intercambiado impresiones con algunos de los más importantes priístas de Cajeme y ellos han coincidido en un punto fundamental: a ANABEL ACOSTA la van a cuidar, políticamente hablando. Son consistentes con el criterio de que Anabel es la mejor carta que tiene el PRI para el proceso político-electoral en Cajeme del 2021.

De ahí que la fórmula para el PRI municipal se haya decidido con RAMÓN VILLEGAS y MARTHA LUZ PARADA, para la presidencia y secretaría general respectivamente.

Es incuestionable que el PRI deberá tener mucho cuidado a la hora de pronunciarse por las candidaturas en cada uno de los municipios.

Es cierto que Morena ha dejado mucho que desear con sus alcaldes y alcaldesas. Pero tampoco es cosa de confiarse y pensar que por ser pésimos como presidentes municipales, los morenistas, la oposición debe ir a la batalla con candidatos balines.

Tengo, para mí, que el tricolor no debe repetir los errores del 2018, principalmente cuando las circunstancias actuales nos llevan a pensar que el PRI se convertirá en Cajeme en un partido profundamente dividido.

Ya sucedió en el 2018. Creo que la política no le permitiría al priísmo una segunda jugada como la de hace año y medio y esto tampoco se lo perdonarían al PRI como partido, los militantes de pura cepa.

Ojalá que la lección anterior, la hayan aprendido. Ojalá.

Mañana, Dios mediante, hablaremos de Navojoa, de Hermosillo, de Guaymas y de Empalme y un poco de Bácum.

En otras circunstancias, sería fácil apostar a la derrota masiva de Morena después de la terrible experiencia como partido debutante en Sonora.

Porque tuvo de todo. Hasta un candidato que ya había sido enjuiciado en Estados Unidos por delitos contra la salud y que nuevamente ha sido detenido por falsificar su visa y pretender ingresar al vecino país del norte.

Bácum está en crisis y Morena es absolutamente responsable de lo que está ocurriendo ahí.

Peor desempeño no pudo haber tenido Morena en Sonora. Pero tampoco es cosa de que la oposición lance las campañas al vuelo. Morena no cometerá el mismo error. Sabe que su error fue haber improvisado y postular a candidatos que no reunían los perfiles para salir adelante.

Puede ser que pierda algunas posiciones pero también es probable que conserve otras.

Todo dependerá de los candidatos y aquí es donde la puerca torcerá el rabo.

Y POR ÚLTIMO, UN NAVOJOENSE que me distingue con la lectura de estos Rumbos, me pregunta si el empresario hotelero de Ciudad Obregón, ROBERTO GONZÁLEZ LABORÍN, es, de verdad, muy amigo del exgobernador ARMANDO LÓPEZ NOGALES… Pues sí, son amigos y lo son de muchos años…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios