Opinión

Qué nuevas!; Peña Nieto sabía de los desvíos millonarios en Sedesol y Sedatu; Lo de hoy en el PRI, un mano a mano para ver quién roba a quién o lo que es lo mismo, para ver quién roba mejor; voy Alito

Columna de Hierro 

por Sergio Ibarra

Al abandonar la contienda en busca de la dirigencia nacional del PRI, el ex secretario de salud con Peña Nieto, el doctor José Narro destapó la cloaca en torno al relevo de la sobrina de Carlos Salinas de Gortari, Claudia Ruiz, en la elección interna del PRI y que ya algunos llaman , “ El botín de los despojos”.

“Hoy hago pública una decisión : mi renuncia a formar parte de la comedia y a legitimar lo que está viciado de origen. Mi renuncia a un partido en el que milité por más de 46 años (…) Es muy preocupante el curso que tomó el proceso de elección. Son evidentes las muestras de que existe un preferido de la cúpula del PRI. El candidato oficial de los gobernadores y de quien fue hasta recientemente el jefe político del partido”.

El ex gobernador sonorense Manlio Fabio Beltrones y ex dirigente del tricolor a nivel estatal y nacional dijo que no votará en los comicios internos de hoy porque sencillamente está en desacuerdo con el padrón “ irregular” que se estará utilizando.

No lo dijo, pero seguramente lo pensó: el padrón a utilzar es un padrón a modo, como a modo será el proximo dirigente nacional.

A modo de la gran cúpula que encabezan los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto por más que éste último ande más preocupado por ponerse a salvo del brazo de la ley y los tentáculos de la Fiscalía General de la República que por lo pronto ya tiene de la cola a doña Rosario Robles, la ex de Sedatu y Desarrollo Nacional en el pasado gobierno y que hasta hace poco se paseaba tan oranda por las calles de la ciudad que alguna vez gobernó – de corazón a corazón – con el argentino Carlos Ahumada Kurzt.

Por lo que hace a Peña Nieto, todo hace indicar que no obstante a que ya pudo haber emigrado para otros rumbos, --- que dijera Panchito Acosta , el compositor cocoreño --- en unos días más podrá estar ocupando el banquillo de los acusados en donde en días pasado posó sus reales y no tan reales, la señora Robles. Esto a juzgar por las declaraciones recientes que acaba de hacer ni más ni menos que el ex auditor Superior de la Federación – ojo, no se trata de un equis funcionario de quinta categoría de alguna delegación municipal ---, de nombre Juan Manuel Portal, el hombre que, parafraseando su apellido, acaba de abrir el portal que conduce a los responsables de la Gran Estafa Maestra con la que se habrían escamoteado, hechos perdedizos o embuchacados, según usted prefiera, cientos de miles de millones de pesos.

Y si no, juzgue usted mismo:

Dice, por ejemplo, don Portal que Enrique Peña Nieto sabía de los desvíos de la Estafa Maestra y así se lo hizo saber en una ocasión que se reunió con el destacado miembro del Grupo Atracamucho, y ahí le hizo saber lo que estaba sucediendo con doña Rosario y sus muchachos.

Y  tan eran ciertas las irregularidades que Peña Nieto tuvo de primera mano, antes que nadie,  que son estas precisamente las que están siendo seguidas por los sabuesos de la Fiscalía a cargo de Gertz Manero.

Otra que también sabe del por qué de sus comparesencias ante la Fiscalía General de la República es la misma señora Robles, la ex titular de Sedesol y de la Sedatu porque ese mismo informe que el señor Portal llevó ante los oídos del presidente lo llevó también al escritorio y al oído de Robles Berlanga a la que al parecer le valió idem, todo cuanto pudo haberle informado el  hombre que, repetimos, no era el portero de las oficinas de Sedesol, sino el titular de la Auditoria Superior de la Federación el mismo que seguramente tiene en sus manos tanto la información comprometedora en la que se hace ver el escandaloso manoteo de cientos de millones de pesos, como a la propia ex funcionaria federal consentida del régimen peñanietista a la que por lo visto, ya no le alcanza un apapacho y el “ no te preocupes Rosario”, porque por lo pronto, ya fue llevada y presentada en la antesala de la Sala del Crimen, sentadita que por lo pronto le llevó a desembolsar cien mil duros, como garantía.

Volviendo a la churronovela de hoy, “ El botín de los despojos”,---  misma que, de haberse escrito, habría salido de la imaginación y el ingenio del escritor don Manuel Payno, autor de la extraordinaria novela Los Bandidos de Río Frío, escrita allá por el 1891 en donde, no crea usted, ya había malandrines de cuello blanco, también, metidos a la política que es lo peor --- a fin de cuentas, lo que estaremos presenciando es un mano a mano para ver quién roba a quién o lo que es lo mismo, para ver quién roba mejor.

Voy Alito.

Por lo pronto, en lo que fue la campaña de los dos más fuertes aspirantes – Alejandro Moreno e Ivonne Ortega ---vimos que estos enseñaron sus mejores cartas:

Que van desde la compra de funcionarios de casilla, a dos mil pesos por cráneo; acarreo, la clásica cargada de los gobernadores a favor de ya sabes quién y la balconeada, puñalada trapera con olor a reyerta, infaltable entre los tricolores, hablando de lujosas y costosas propiedades de algunos de los candidatos, mismas que, desde luego, no son producto, ni por asomo, de la medianía de sus sueldos.

¿ Y qué querías, María?

Es el PRI, es el mexicano.

El dolor y mis miserias son muy mías.

Y con esas, nadie se mete,¡¡ ingao!!.

Comentarios