Guaymas

La deserción escolar es el resultado de las clases virtuales por pandemia

Las comunidades indígenas son de las más afectadas al tener hasta un 50 por ciento de bajas de estudiantes por no contar con equipo necesario
jueves, 17 de diciembre de 2020 · 01:26

Guaymas, Sonora.- El nuevo sistema de educación a distancia, lejos de mantener la atención de los estudiantes, provocó la deserción escolar, sobre todo en las comunidades indígenas, lo que mantiene la preocupación de los padres de familia y que hasta el momento las autoridades desconocen sobre cifras exactas de alumnos fuera del modelo virtual.

Al respecto, voceros de las tribus Yaquis indican al menos 50 por ciento de bajas en estudiantes, mientras que en la zona urbana algunos planteles presentan alrededor de 11, donde hay hasta un 30 por ciento de alumnos con problemas de conectividad, según reportes de maestros en la zona urbana del Puerto.

El vocero de la comunidad Yaqui, Mario Luna Romero, destacó que debido a que muchos alumnos no tienen los equipos necesarios para poder desempeñarse en las clases virtuales, “la verdad es que está muy dura la deserción escolar, sobre todo los alumnos universitarios que salen de aquí, pues una gran mayoría sí dejó de entrar a clases y no se pudieron acoplar”.

Luna Romero sostuvo que los estudiantes no tienen acceso a las herramientas tecnológicas necesarias para salir adelante en estos meses. “Sí hay un 50% en deserción, sobre todo en la población universitaria, que es la más perceptible porque van a otras ciudades de fuera, ya que los otros niveles educativos no cuentan con equipo necesario y sin acceso, donde solo un 20% tiene lo necesario para seguir con clases”.

Para profesores como Alberto Jaime Navarro indican que hay muchos problemas para que los estudiantes desistan en su camino para estudiar en el nivel básico, “en mi grupo puedo decir que no hay deserción, pero sí de los 26 alumnos que tengo al menos 17 tienen problemas de conectividad porque nada más hay una computadora, entonces yo les doy clase después en el horario que pueden”.

En tanto, el director del Colegio de Bachilleres, Manuel Márquez Roon, destacó que este proceso es difícil “para todos, tenemos nuestros problemas y es un reto muy fuerte, además tenemos registrados once alumnos que ya no están recibiendo sus clases y es lamentable”.

El cansancio y los largos tiempos de espera hacen que los alumnos se vean cansados de continuar en las clases en línea, para madres de familia como Maribel Olivas, indicó que “es muy pesado para él, como quien dice estuvo medio año, porque entró a primero y llegó la pandemia, entonces ha sido pura clase virtual, a eso se le suma la carga de trabajo que les ponen y pues sí se cansa porque no tiene dónde distraerse” .

Por otro lado, madres de familia como Melina Ramos mencionan que los estudiantes en casa plantean a sus papás no estar en el modelo virtual o por televisión, ya que consideran que no hay aprendizaje real, “a veces es difícil alentar a los pequeños porque sienten que no es clase real, no siempre se tiene el tiempo o se requiere repasar lo aprendido en clases para que ellos completen los ejercicios”, mencionó la madre de familia y trabajadora además

Más de

Comentarios