Mundo

Brutal crimen: Bebé recién nacida sufre agonizantes fracturas; el novio de su mamá la mató

Una bebé recién nacida sufrió de agonizantes fracturas en todo su cuerpo, provocadas por el novio de su mamá tras un ataque de ira
viernes, 12 de febrero de 2021 · 11:24

Reino Unido.- Davey Everson sacudió a una niña recién nacida hasta la muerte porque se parecía a su verdadero padre y fue encarcelado de por vida.

Everson, de 23 años, sacudió violentamente a Millie Rose Burdett y la lanzó en un ataque de rabia y Kirsty Burdett, de 25, no pudo protegerla. La Corte lo condenó a pasar el resto de su vida en prisión por asesinato. 

Te puede interesar: Bebé de 18 meses sufrió un infierno; niñera la violó y grabó todo para su amante pedófilo

Everson, que tenía 21 años en ese momento, había comenzado una relación con Burdett en 2018 mientras estaba embarazada de Millie Rose después de que rompió con el padre. Le había dicho que quería ser padre de Millie, pero perdió el interés cuando ella comenzó a parecerse más a su padre biológico.

Everson afirmó que el bebé se había atragantado en diciembre de 2018 mientras Burdett lo ayudaba a cubrir sus huellas. Pero cuando Rose fue trasladada de urgencia al hospital, los médicos descubrieron que había sufrido una hemorragia en el cerebro por haber sido sacudida violentamente y arrojada a su catre.

El juez dijo que estaba claro que Everson había matado deliberadamente al bebé y no simplemente había perdido el control en el  momento de impaciencia. La pequeña fue ingresada por múltiples fracturas y una lesión cerebral grave. Mientras estaba en coma, su soporte vital se desconectó en enero de 2019.

Ella había sufrido heridas horribles que incluían traumatismo craneoencefálico, 12 fracturas en múltiples costillas, fracturas en las piernas y fracturas por compresión en la columna vertebral. La herida fatal fue causada por Everson arrojándola a un catre en la casa de la madre en Herts.

Lee también: ¡Indignante! Madre vende a su hija por 20 pesos para conseguir alcohol; la menor fue abusada

Él confesó que se había sentido frustrado mientras alimentaba a la niña, maldiciendo cuando ella luchó con un biberón grande que no podía caber en su boca. Lo condenaron por asesinato y un cargo separado de crueldad hacia una persona menor de 16 años, a quien abandonó. 

La madre, vestida con una chaqueta acolchada plateada y una máscara negra, se secó las lágrimas con un pañuelo de papel mientras la corte recordaba los horribles detalles del caso.

Fuente: The Sun 

 

Comentarios