OPINION

¿Cuándo se quebraron los municipios?

Bulmaro Pacheco, columnistaCréditos: TRIBUNA
Por
Escrito en OPINIÓN el

Ni la política ni la administración pública municipal fueron lo mismo en Cajeme después del reparto agrario de 1976. Tampoco la sociedad.

Con momentos de tensiones y enfrentamientos por el reparto agrario —que aún cuando menguó la demanda social—, atizó el conflicto entre las organizaciones sociales con el sector privado, y los gobiernos federal —saliente— y estatal —con nuevo gobernador— dejaron a su suerte los problemas y los asuntos políticos de los grupos en Cajeme y los dejaron a merced de los litigios en los tribunales.

La respuesta de los cajemenses no se hizo esperar y en 1979 el PRI perdió toda la fórmula en la elección de ese año.

Ganaron: Adalberto Rosas, Carlos Amaya, Claudio Dabdoub Sicre y Antonio Gándara Terrazas, la Presidencia Municipal, la diputación federal y las dos diputaciones locales. Entre 1982 y 1997 el PRI gobernó ininterrumpidamente y después se dieron las alternancias municipales; la primera con el PRD en 1997. El PRI volvió en el 2000 y el PAN gobernó en 2003.Volvió el PRI en 2006 y el PAN regresó en 2009. El PRI recupera el poder del 2012 al 2018 y Morena gana en 2018 y 2021.

La moral política en Cajeme repuntó en el sexenio padrecista por la defensa del agua, la gente se volcó por AMLO y Morena en 2018, pero—esa cambiante decisión política— volvió a caer después en la elección del 2021 cuando solo votaron 3 de cada 10 ciudadanos inscritos en la lista de electores.

¿Dónde y con quiénes se quebró Cajeme en los últimos 20 años? Empezó por la inseguridad cuando no se cuidó la integración de los cuerpos policiacos municipales y el destino trágico —siempre violento— de sus titulares. Así sucedió también en municipios como Empalme y otros.

¿Por qué Cajeme —según el INEGI— aparece como el segundo municipio más peligroso de México, y Cd Obregón —clasificación internacional— la cuarta ciudad más peligrosa del mundo? ¿Cómo se llegó hasta ahí?

En 2021 fue asesinado el candidato Abel Murrieta y los crímenes no paran. La crisis en Cajeme es compleja: Intromisión del hampa organizada, pésimos gobiernos municipales, calles sucias, avenidas plagadas de baches, inseguridad y un elevado malestar urbano.

Tampoco en Guaymas fueron igual las cosas después de que desde el gobierno estatal se promoviera la crisis y destrucción del sistema de cooperativas pesqueras y a su líder Florentino López Tapia. Esa crisis afectó a más de 8 mil familias del sector cooperativista para beneficiar a unos cuantos que se quedaron con la flota pesquera, en el peor fenómeno de lucha de clases en Sonora que se recuerde.Una de las peores manifestaciones del llamado Neoliberalismo.

En medio del conflicto, el PRI perdió con el PAN por primera vez una elección municipal en 1991 con José Ramón Uribe Maytorena, a quien su dirigente nacional Luis H. Álvarez sacrificó para dar paso a un Concejo Municipal presidido por Felipe Rivadeneira y Sauri.

El PRI regresó al poder en 1994 y perdió con el PRD en 1997. El PAN ganó en el 2000, 2009 y 2015, el PRI en 2003, 2006 y 2012. El PT gobernó en 2018 y Morena gobierna en 2021. Toda una diversidad política.

¿Entonces, dónde se acentuó la quiebra de Guaymas? Porque el quiebre municipal no ha sido solo económico y político, también ha sido moral y de una acentuada pérdida de rumbo, con ganadores y perdedores, y todo indica va para largo.

Empalme nunca se repuso de la crisis política experimentada en 1979, que dio lugar a la victoria del PAN en el municipio. El PAN y su candidato Marcial Bazúa aprovecharon la fractura sindical en la sección 8 de los ferrocarrileros, que a partir de ahí se reflejó en las opciones partidistas.

El PRI gobernó después de 1982 a 1997 y el PRD de 1997 al 2006. En 1998 se privatizaron los ferrocarriles nacionales, lo que dio lugar a la liquidación de varios miles de trabajadores y la reducción del contrato colectivo de trabajo con el sindicato a menos de 30 cláusulas. La crisis no llegó a mayores por la oportuna instalación de la empresa Maquilas Tetakawi pocos años antes del conflicto.

El PRI regresó en 2006 y 2015 sin pena ni gloria, el PAN gobernó de 2009 al 2015 y el PT ganó en 2018; Morena en el 2021 ¿Dónde, cómo y con quiénes se quebró Empalme? El municipio es ahora el peor calificado por el ISAF y reducto de violencia, espacios geográficos cedidos al hampa organizada, inseguridad, escándalos de corrupción de los gobiernos municipales y de un preocupante abandono urbano y rural también, con agudas crisis en los terrenos económico, político y moral.

¿Qué le pasó al municipio de Magdalena? Desde principios del los 70 del siglo pasado se hablaba de que era refugio de importantes capos del narcotráfico y el asunto se vio más como una anécdota, que como una preocupación social.

Vinieron después los tiempos de gloria del municipio por el surgimiento de Luis Donaldo Colosio, entre 1985 y 1994, y los beneficios que trajo su influencia en el gobierno federal. La esperanza se frustró con el asesinato.

La familia priista se dividió en la elección del 2000 cuando gan�� Norberto Fernández con el PAN. Volvió el blanquiazul en el 2012 y en 2018.

En 2021 —quizá la gente harta de los conflictos partidistas— optó por un candidato independiente; Omar Ortez. Ahora Magdalena vive en la zozobra de una violencia imparable y una inseguridad rampante que ha costado varias vidas, incluso la del ex presidente municipal Luis Alfonso Robles Contreras. En los últimos 40 años San Luis Río Colorado ha sido gobernado durante 24 por el PAN, 12 por el PRI y Morena va para 6. El ayuntamiento califica bien, pero también ahí y desde el 2018 empiezan a arraigarse los fenómenos de cobro de piso y extorsiones; muy propios de los tiempos que vivimos.

Benjamín Hill tampoco ha sido el mismo desde la crisis de los ferrocarriles y la pérdida de los ahorros de cientos de trabajadores por haberlos depositado en el malhadado sistema financiero del llamado Crédito y Ahorro del Noroeste (El Arbolito), que quebró y llevó a la ruina a miles de personas en Sonora. El Partido del Trabajo sentó base en el municipio.

¿Cuándo se quebró Caborca? Después del boom experimentado a principios de los setenta del siglo pasado, cuando hasta un presidente de la República decía: “caborquizar a México”, por la excelencia de sus esquemas de producción, que unía exitosamente al ejido y a la pequeña propiedad.

Caborca ahora vive también en la zozobra de la violencia y los enfrentamientos entre grupos criminales que se disputan el dominio de la región de Altar y sus alrededores y no se ve para cuándo. El PAN gobernó Caborca ininterrumpidamente 18 años, de 1997 al 2015. El PRI regresó brevemente en 2015, Morena ganó en 2018 y 2021, y la violencia sigue imparable. ¿Quienes atizaron la crisis?

La crisis que viven los municipios en Sonora tiene varias aristas: 1. Las alternancias de partido en el poder no han aportado lo que se esperaba; 2. La presencia cada vez más aguda del crimen organizado en las administraciones públicas; 3. La tendencia arraigada a manejar los asuntos públicos con parientes de y elevados costos laborales; 4. El enquistamiento caciquil de poderes fácticos de corte económico y político en el poder municipal; 4. Las recurrentes crisis financieras; y 5. La falta de imaginación, emoción, nuevas fórmulas y nuevos proyectos para enfrentar las crisis que azotan a la población en sus expectativas de una mejor calidad de vida. ¿Hay remedio para los municipios? Sí, definitivamente; pero por ahora no se ven ni las intenciones ni los proyectos concretos que permitan advertirnos de avances o nuevas soluciones. Una lástima.

bulmarop@gmail.com