SONORA

'El Reno', víctima de una tragedia anunciada por la tensión entre yaquis y la ciudadanía

El pasado martes, ocurrió una tragedia que había sido anunciada por la tensión que se vive entre los yaquis y la ciudadanía cuando un integrante de la etnia murió arrollado por un tráiler, cuyo conductor se negó a pagar cuota
miércoles, 17 de febrero de 2021 · 05:26

Ciudad Obregón, Sonora.- A las 8:00 de la mañana de ayer, Jesús Valenzuela ‘El Reno’ perdió la vida al ser arrollado por un tráiler sobre la carretera México 15 entre el poblado de Vícam y Estación Oroz en el municipio de Guaymas.

El integrante de la tropa Yaqui se convirtió en la primera víctima mortal de un conflicto de siete meses que ninguna autoridad soluciona. Un reflejo de la crisis de Estado de derecho que sufre Sonora.  

Diferentes versiones relatan que el chofer del tractocamión no quiso detenerse a pagar la cuota solicitada por los integrantes de la etnia y arrolló a Jesús, quien era padre de dos menores y esperaba el nacimiento del tercero. El trailero se dio a la fuga y fue detenido en el kilómetro 59 por la Federal de Caminos y la Guardia Nacional (GN). 

Te puede interesar: Vícam: Hombre muere arrollado por un tráiler a la altura de bloqueo Yaqui

Portada de Tribuna del Yaqui sobre la tragedia ocurrida en Vícam, provocada por el conflicto con los yaquis
  • Nulo Estado de Derecho 

El conflicto político-social que acontece sobre la México 15 es resultado de la omisión de las autoridades competentes para atender la crisis yaqui, sumado a los delitos ejercidos por la tribu; la mezcla provoca violencia, tensión y, desde ayer, muerte. 

El pasado 3 de julio de 2020 la etnia revivió su “lucha” al tomar la carretera a la altura de Loma de Guamúchil tras tocarse el tema de la construcción del Acuaférico (antes conocido como Ramal Norte). Sumaron a sus exigencias que se les otorgue algún tipo de compensación por el uso de sus tierras para la instalación de autopistas, vías férreas y cables de fibra óptica. 

De julio de 2020 a la fecha, diversas autoridades como: Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Secretaría de Gobernación (Segob), Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Comisión Nacional del Agua (Conagua), Gobierno Estatal y municipal, entre otras, se han reunido con los integrantes de la etnia tanto en Vícam y Loma de Guamúchil, siempre sin llegar a una solución de raíz. Por su parte, la etnia ha tendido a radicalizar sus propuestas, principalmente al tomar la carretera, después al hacer lo propio con las vías férreas por más de 15 días, lo que provocó pérdidas millonarias para diferentes industrias, en ambos casos delitos federales que ameritan cárcel.

También lee: Fiscalía de Sonora investiga muerte de integrante de la tribu Yaqui arrollado en Vícam

Además, también esos yaquis amenazaron con el cierre de las bombas de agua y el corte de los cables de fibra óptica que pasan por su territorio. El seis de agosto, fecha en que el presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió con las autoridades de los ocho pueblos en Vícam Pueblo para hablar del Plan de Justicia, más allá de resolver el tema de los bloqueos, lo ignoró y se limitó a prometer una disculpa para la etnia. 

  • Crónica de tragedia anunciada

Ante ese clima, todo era cuestión de tiempo para que una tragedia ocurriera, prueba de ello es la agresión que se vivió en Loma de Guamúchil el pasado 30 de noviembre cuando se viralizó un video donde dos supuestos integrantes de la etnia amenazan con una pistola a un hombre de la tercera edad, esto por negarse a pagar la cuota voluntaria.

Cabe resaltar que esta no fue la única agresión registrada sobre dicha carretera, ya que, a través de redes sociales, también fue difundida la grabación donde se aprecia cómo varios sujetos, integrantes de la tribu Yaqui, agreden al conductor de un tráiler. Ambas autoridades (étnica y federal) dijeron, en aquel entonces, que hablarían entre sí para darle el mejor resultado posible, pero quedó en el olvido y la impunidad sobre la México 15 siguió.  

  • Consterna y preocupa

En su postura sobre el accidente las autoridades Tradicionales de Vícam Estación reclaman que han sido juzgados y tachados de muchas cosas. "Peleamos nuestra agua dado a que, mientras nuestros recursos naturales son explotados, nosotros morimos de sed, nos enfermamos por el alto nivel de contaminación que existe, y el recurso recaudado es para la atención de nuestros enfermos, los cuales no cuentan con una solvencia económica, ni seguridad social".

Por su parte, Hugo Aguilar, Coordinador de Derechos Indígenas, se limitó a lamentar los hechos, “hemos exhortado en muchas ocasiones al diálogo, sin embargo, los boteos en las carreteras son un modo de vida que iremos quitando en la medida que se vaya implementando el Plan de Justicia”. 

Fernando Valencia, capitán del pueblo de Vícam, explicó que cuando sucedió el trágico acontecimiento se hizo un bloqueo de forma parcial sobre la carretera, pero después se retiró y se continuó con las peticiones de dinero.

TRIBUNA también solicitó una postura del Gobierno Estatal sobre la tragedia, sin embargo, hasta el cierre de la edición no hubo una respuesta. En redes sociales lejos de que la población expresara su preocupación ante los hechos, se vieron decenas de comentarios de odio celebrando lo sucedido.

 

Comentarios