Mundo

Karen enloquece por 'infidelidad' de su esposo, después de que le pidiera el divorcio y hace esto

Karen Santi se fue de vacaciones y al regresar, su esposo le pide el divorcio; ella toma drástica decisión por sospecha de infidelidad
jueves, 11 de febrero de 2021 · 18:52

Londres, Inglaterra.- Un hombre demandó a su esposa, dueña de un concido bar, por abrir información bancaria para ver si estaba teniendo una aventura, dejándola con una demanda de 54 mil libras. 

Karen Santi, de 46 años, y su millonario exmarido, Lawrence Santi, operaron juntos una serie de ostentosos bares londinenses durante más de una década de matrimonio. La pareja se separó el año pasado, y Karen se enteró de que su matrimonio había terminado cuando regresó de las vacaciones a la casa familiar de 2,2 millones de libras  en Hampstead en septiembre pasado.

Te puede interesar: ¡Se va a casar! Tras divorcio, Isabel Lascurain descubre que su ex tiene planes de boda

Mientras estaba molestar por la noticia, decidicó confirmar su sospecha de que su marido estaba teniendo una aventura, por lo que decidió investigar las cuentas financieras que eran privadas. Tras ello, Karen recibió una multa de de 54 mil libras, que según sus abogados perjudicó la situación monetaria después de que su ex la llevó a los tribunales, demandando por violación de su privacidad.

Lawrence Santi, de 46 años, es el director ejecutivo y fundador de Marylebone Leisure Group, que dirige 12 bares y restaurantes de alta gama que emplean a 300 personas en toda la capital. Sus lugares incluyen el Bar Italia en Uxbridge, y donde Boris Johnson fue fotografiado bebiendo antes de convertirse en primer ministro.

Karen dirigía el famoso lugar de la insignia de la princesa de Gales en Primrose Hill, donde los clientes habituales incluían a Robert Plant de Led Zeppelin y la cantante Gwen Stefani.

Lee también: "Es el diablo": Mujer sufrió brutal muerte frente a su hija; su pareja la apuñaló 18 veces

En su búsqueda de pruebas, abrió uno de archivos bancarios en papel y leyó mensajes en su computadora, y luego envió parte de la información que obtuvo a un asesor financiero. En diciembre del año pasado, Santi demandó a Karen solicitando una orden judicial provisional urgente.

En esa audiencia del 22 de diciembre, la señora Santi acordó asumir compromisos ante el tribunal y entregar copias impresas de cualquiera de los documentos privados que tuviera de su exesposo.

Fuente: The Sun 

Comentarios