Mundo

¡Monstruo! Ana Carolina asesina y tira a la basura a su hija recién nacida porque "no la quería"

Ana Carolina asesinó a su hija recién nacida al tirarla por un depósito de basura luego de decirle en un mensaje a su ahora expareja que "no la quería"
martes, 20 de abril de 2021 · 20:03

São Paulo, Brasil.- Ana Carolina Moraes, de 29 años, tiró a su hija recién nacida por un depósito de basura luego de mandar un mensaje al padre de la bebé donde le decía que "no la quería".

La mujer cometió el brutal crimen en Santos luego de quejarse con su pareja al decirle que "no quería otra boca más que alimentar". La exgimnasta y su expareja, Guilherme Bronhara Martinez Garcia, enfrentarán juicio por asesinato.

El cuerpo de la bebé fue encontrado en un contenedor de basura frente al edificio donde vivía la pareja. La niña fue encontrada envuelta en periódico dentro de una bolsa negra sellada con una liga de cabello.

Ana Carolina Moraes, de 29 años

Según la Policía, fue asesinada horas después de haber nacido. La causa de muerte fue la caída desde el sexto piso, desde donde la dejó caer en el depósito de basura.

La menor tenía señales de traumatismo craneoencefálico. El hombre, quien vivía con Silva, es acusado de ayudarla a esconderse de la justicia, ya que le dijo a la Policía que ella y su hija de 3 años estaban en otro municipio al momento del crimen.

Mensajes de WhatsApp vistos por investigadores mostraron cómo ella no estaba satisfecha con su hija y no quería "otra boca que alimentar". García le dijo a Silva en otros mensajes: "Asesinaste a mi hija", además de "deshazte de ella".

Silva fue acusada de homicidio y de ocultar el cuerpo, además de que presuntamente fue motivada porque no quería a la bebé. Si se le encuentra culpable, enfrenta hasta 30 años en prisión.

Sin embargo, la abogada de Silva, Leticia Giribelo Gomes do Nascimento, se quejó con el sistema judicial por la salud mental de su clienta. Aseguró que tardaron 98 días desde el nacimiento de la niña para que fuera admitida a un hospital psiquiátrico, pese a que enfrentaba episodios depresivos antes de su embarazo.

Silva aseguró que pensó que sufrió un aborto espontáneo y que se había deshecho del cuerpo de la bebé para no asustar a su otra hija. La Fiscalía, por otro lado, cree que el crimen fue premeditado. En los próximos días se decide la fecha de su juicio.

Fuente: The Sun

Comentarios