Mundo

Atroz: Madre no puede salvar a sus hijos y mueren quemados vivos; les lanzaron una bomba de gasolina

Una madre perdió a sus hijos cuando se quemaban vivos en su casa cuando tres personas les lanzaron una bomba de gasolina; ella murió después
miércoles, 21 de abril de 2021 · 14:00

Manchester, Inglaterra.- Los criminales que asesinaron a una madre de cinco y cuatro de sus hijos en un ataque con bomba de gasolina fueron hoy encarcelados de por vida, mientras los seres queridos de las víctimas lloran "una familia entera destrozada y destruida en una noche".

Michelle Pearson, de 37 años, sufrió quemaduras graves  tras el incendio de la propiedad en Walkden, Greater Manchester, en diciembre de 2017 .

Trágicamente falleció 20 meses después del incendio que mató a Demi Pearson, 14, Brandon, ocho, Lacie, siete y Lia de tres años. El mes pasado, Zak Bolland, de 26 años, y David Worrall, de 28, fueron declarados culpables unánimemente del asesinato de la madre.

Ambos fueron condenados por el asesinato de los cuatro niños luego de un juicio en 2018 y ya están cumpliendo cadenas perpetuas. Este miércoles 21 de abril, la pareja fue condenada nuevamente a 40 años y 37 años respectivamente por el asesinato de la madre de los jóvenes después de que experimentó un "sufrimiento inimaginable".

Significa que, a pesar del tiempo cumplido entre la primera condena en 2018 y la segunda en 2021, no se le quitará tiempo a ninguna de las sentencias de los asesinos.

La entonces novia de Bolland, Courtney Brierley, se declaró culpable del homicidio de Michelle a principios de este año. Michelle pasó cinco meses en coma con un 75 por ciento de quemaduras en el cuerpo después del siniestro en su casa.

Recibió la devastadora noticia cuando finalmente se despertó de que sus cuatro hijos menores habían fallecido en el incendio. Pero ella luchó valientemente en repetidas ocasiones desde el borde de la muerte mientras se sometía a innumerables operaciones en sus heridas infectadas.

Esperaba estar lo suficientemente bien para asistir al funeral de sus hijos en septiembre de 2018, pero se vio obligada a permanecer en el Hospital Wythenshawe. La condición de Michelle había comenzado a mejorar, pero trágicamente empeoró y falleció el 25 de agosto de 2019.

Fuente: The Sun 

Comentarios