Mundo

"Detente mami": Conor le suplicó a su mamá que no lo matara; asesinó a sus 3 hijos de manera atroz

Una mujer llamada Deidre Morley es acusada de matar a sus tres hijos de manera atroz; días antes, intentó drogarlos para asesinarlos
miércoles, 19 de mayo de 2021 · 13:49

Dublín, Irlanda.- Una enfermera intentó drogar y matar a sus tres hijos un día antes de asfixiarlos en su casa al usar bolsas de plástico para realizar el atroz crimen. 

Deirdre Morley supuestamente usó cinta adhesiva y bolsas de plástico para matar a Conor McGinley, de nueve años, Darragh McGinley, de siete y Carla McGinley, de tres. Dos de los menores fueron asesinados en una carpa de juegos, y sus cuerpos fueron descubiertos por su padre Andrew McGinley después de regresar de un viaje de negocios. 

Durante el juicio,  el jurado escuchó cómo Morley, quien se declaró inocente por razón de locura, le dijo a la Policía que se sentía "abrumada" y que no había amado lo suficiente a sus hijos. La enfermera también que quería salvar a los niños del "dolor y sufrimiento" que creía que les esperaba y que planeaba suicidarse después de matarlos.

El 23 de enero del año pasado, Morley supuestamente puso morfina en el cereal de los niños y un analgésico en la bebida de su hija en su casa en Dublín. Pero le dijeron al tribunal que abandonó el plan después de que los niños escupieran el medicamento. Al día siguiente, asfixió a Darragh con una bolsa de plástico e intentó matar a Carla con un cojín.

Revelaron que llevó a los dos niños arriba y acostó a Darragh en su cama. Entonces se dio cuenta de que Carla todavía respiraba, así que le tapó la nariz hasta que se detuvo. Luego, Morley sacó a Conor de la escuela por "razones familiares" y lo colocó frente al televisor para que pudiera ver la película Jurassic World.

La enfermera lo asfixió con una bolsa negra después de sugerir que jugaran a un juego en el que se tapaban la boca con cinta adhesiva,. Más tarde le dijo a la policía que Conor le pidió "detente mami, ¿qué estás haciendo?" Mientras ella le ponía la bolsa en la cabeza.

Morley salió de la casa después de tomar un medicamento con una botella de vino y chocó su auto en una rotonda. Más tarde, un taxista la recogió mientras deambulaba por una gasolinera y llamó a las autoridades. 

Mientras tanto,  Andrew, el padre, regresó a casa y descubrió a los paramédicos y la Policía en su casa con una nota bloqueando la parte inferior de las escaleras que decía: "No vayas arriba, ni a la habitación del frente. Lo siento mucho".

Una segunda nota al lado del cuerpo de Conor en la sala principal decía: "No veo ningún futuro con disturbios y enfermedades mentales. Tuve que llevarme a los niños conmigo. Estoy rota y no puedo arreglarlo. No puedo vivir conmigo misma. Lo siento mucho."

Morley fue arrestada después de recuperarse de sus heridas en el hospital. Morley había sufrido un problema en julio de 2019 y fue ingresada en el Hospital San Patrick en Dublín para recibir atención psiquiátrica. La fiscal Anne-Marie Lawlor SC dijo que su salud mental había "mejorado" antes de la tragedia, lo que el equipo de defensa de Morley niega.

Fuente: The Sun 

 

Comentarios